El caso de Odebrecht desata nueva crisis política en Perú

- 15 de febrero de 2020 - 00:00
El presidente de Perú, Martín Vizcarra, tomará posesión de los cargos de los nuevos cuatro ministros de Justicia, Transporte, Educación y de Energía.
Archivo/ ET

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, aceptó la dimisión de los titulares de los ministerios de Justicia, Ana Teresa Revilla; Transportes y Comunicaciones, Edmer Trujillo, y Educación, Flor Pablo, por los escándalos de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht detrás de al menos uno de ellos.

Estas salidas se producen días después de que el exministro de Energía y Minas, Juan Carlos Lui, renunciara a su cargo tras reconocer que había mantenido una reunión secreta con representantes de la empresa brasileña, inmersa en incontables casos de corrupción a lo largo y ancho del continente.

La salida de estos altos funcionarios del Gobierno se suma a la del fiscal general designado para el caso “Lava Jato”, Jorge Ramírez, ampliamente cuestionado por sus supuestas gestiones a favor de la constructora brasileña Odebrecht, señalada como una red de sobornos a nivel regional a cambio de concesiones de obras públicas.

Una de estas concesiones, la del Gasoducto Sur Peruano, fue la que provocó la primera renuncia del Gabinete de Vicente Zeballos.

Juan Carlos Lui presentó su dimisión el lunes tras haber incurrido en un conflicto de intereses al no comunicar que una de sus empresas realizó trabajos de asesoría para la constructora Odebrecht sobre este proyecto gasístico cuando era también asesor del Ministerio.

Acto seguido, fue la ministra de Justicia quien presentó su dimisión, después de que Liu asegurara que fue ella quien solicitó celebrar la reunión que mantuvo con cargos de Odebrecht, y en la que también participó el cesado fiscal general Jorge Ramírez.

Después de Brasil, Perú es el país donde más fuerza ha cobrado el escándalo de Odebrecht. Los últimos cuatro presidentes peruanos están bajo investigación en relación con supuestos sobornos pagados por la constructora, cuyos tentáculos llegan a todas las zonas de la región. Uno de ellos, Alan García (2006-2011), optó por dispararse un tiro en la cabeza cuando iba a ser detenido por su supuesta implicación en uno de estos casos. (I)    

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP