La cena de gala ofrecida al gobernante norteamericano se realizó en el centro kirchner

Obama y Macri planean un acuerdo comercial entre sus dos países

- 24 de marzo de 2016 - 00:00
Los presidentes de Argentina y EE.UU., Mauricio Macri y Barack Obama, respectivamente, durante una rueda de prensa conjunta en la Casa Rosada.
Foto: AFP

Un tratado de este tipo requerirá el visto bueno del Mercosur. El inquilino de la Casa Blanca elogió los primeros 100 días del nuevo presidente argentino. Hoy visitará el Museo de la Memoria.

De la salsa al tango sin escalas. El presidente estadounidense, Barack Obama, cambió la Cuba socialista por la Argentina neoliberal. Con apenas 9 horas de vuelo en la comodidad del Air Force One, el jefe de la Casa Blanca saltó de un extremo a otro del arco ideológico regional para sellar una nueva alianza estratégica con su colega argentino, Mauricio Macri. Y cumplió su objetivo: Buenos Aires quedó alineada con Washington con la promesa de iniciar pronto conversaciones para un acuerdo de libre comercio.

Tras su histórico viaje a La Habana, Obama pisó fuerte en su primer día de visita al país austral. Después de una enfática condena al terrorismo a raíz de los atentados en Bruselas, el mandatario norteamericano le dio un fuerte espaldarazo a la gestión de Macri. “Estamos impresionados por el trabajo en estos primeros 100 días” de gobierno.  

Pero al mismo tiempo intentó hacer un guiño a las organizaciones de derechos humanos que se opusieron a esta visita, en coincidencia con el 40 aniversario del último golpe militar del 24 de marzo de 1976 que se cumple este jueves y que movilizará a una multitud a la Plaza de Mayo.   

Obama ratificó su intención de desclasificar archivos secretos militares y de inteligencia norteamericanos sobre la época más oscura en la historia argentina. “Voy a lanzar un esfuerzo para abrir nuevos archivos, hemos desclasificado varios, pero por primera vez vamos a desclasificar los registros militares y de inteligencia”, señaló en una conferencia de prensa junto a Macri en la Casa Rosada.

“Tenemos la plena determinación de hacer nuestra parte a medida que Argentina siga adelante como una nación unida. Espero que podamos reconstruir la confianza que se ha perdido entre nuestros países”, dijo en una abierta crítica a los 12 años de gestión kirchnerista. Una administración juzgada de ser ‘anti-estadounidense’ por los funcionarios de Washington.

Obama se reunió durante casi dos horas con Macri y luego mantuvo una apretada agenda que incluyó una reunión con empresarios y otra con jóvenes emprendedores. Luego vino una cena de gala con el presidente argentino en el Centro Cultural Kirchner, inaugurado el año pasado por Cristina Fernández de Kirchner y al que el ‘macrismo’ fustigó hasta hace pocos días tras tildarlo de inseguro y de donde despidió a cientos de trabajadores.

El mandatario estadounidense irá mañana al Parque de la Memoria, frente al Río de la Plata, para rendirles homenaje a los 30.000 desaparecidos durante el régimen militar. Pero las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo no concurrirán al acto, mientras el gobierno intentaba convencer a otros organismos de asistir a la ceremonia.

Horas después, miles de argentinos se concentrarán en la histórica Plaza de Mayo para repudiar a la dictadura y honrar a las víctimas, en una movilización popular que tendrá un marcado tinte opositor al gobierno.

“Quiero reivindicar el compromiso por los derechos humanos. Reconocemos los esfuerzos históricos, el coraje y el heroísmo de aquellas personas que se opusieron a las violaciones de los derechos humanos”, aseveró Obama.

Para apaciguar los ánimos, tras su visita al Parque de la Memoria, Obama volará hoy a Bariloche, en la Patagonia, sur del país, donde descansará y según la agenda podría visitar la empresa estatal Invap (Investigación Aplicada), que fabrica satélites espaciales. Por la noche partirá de regreso a su país.

Obama se sintió cómodo con su anfitrión. “Macri me impresionó favorablemente. Se movió rápido para realizar reformas que generan crecimiento económico. Argentina está tomando su papel de líder en la región. Macri es un ejemplo para los países del área. Estados Unidos está listo para trabajar con la Argentina”.

Y añadió: “Me entristece que solo vayamos a coincidir durante 9 meses. Él está al principio de su administración y yo en el final de la mía, pero podemos emprender un camino eficaz que se extenderá en el futuro. Hay muchas trabas comerciales que resolver, pero estaremos elaborando tal vez un acuerdo de libre comercio hacia el final de ese proceso”. Cualquier acuerdo de ese tipo que se firme entre ambos países debe contar con el visto bueno del Mercosur, el bloque que Argentina comparte con Brasil, Venezuela, Paraguay y Uruguay.

Obama elogió además lo que llamó “el planteo constructivo de Macri” en la negociación con los llamados ‘fondos buitre’, por el cual el país austral se endeudará en $ 12.000 millones. “El tema de los holdouts está en la justicia, no quiero pronunciarme mucho más. El planteo constructivo de Macri abrió la posibilidad de que haya una solución para estabilizar la situación financiera”.

El presidente sorteó una pregunta incómoda cuando se le pidió su opinión sobre el rol de Estados Unidos en el apoyo a los golpes de Estado de la región en los 70. “He pasado mucho tiempo estudiando la historia de la política exterior y como la de cualquier país, hay momentos de gloria y otros que han sido lo contrario de lo que debe representar Estados Unidos”. (I)

DATOS

EE.UU. espera que Brasil resuelva su actual crisis política de ‘forma eficaz’ y confía en que la madurez democrática del país  permitirá que salga fortalecido. Así lo dijo  el presidente Barack Obama en Argentina.

“Esperemos que Brasil pueda resolver sus problemas de forma eficaz”, dijo Obama desde Buenos Aires. Agregó que se trata de un país “con una democracia madura, con un sistema fuerte que le permitirá prosperar y ser el líder que necesitamos”.

Por su parte, su par argentino, Mauricio Macri, apostó a que Brasil, principal socio comercial de Argentina, “va a salir fortalecido de esta crisis”.

Tras casi un mes desde el agravamiento de la crisis política en Brasil, Dilma Rousseff aseguró el martes que nunca renunciará y denunció un golpe de Estado.

-------------------------------------------------------------------------------

Tiene un programa para niñas

Michelle Obama promueve la escolaridad

La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, alentó a las adolescentes argentinas a derribar los prejuicios sexistas que las relegan y utilizar la educación como herramienta para lanzarse al mundo a cumplir sus sueños. Esas palabras dio en una charla ante 400 jóvenes en Buenos Aires. “La educación fue todo para mí porque con ella tuve oportunidades que mis padres jamás tuvieron”, dijo Michelle Obama al remontarse a su niñez modesta en los suburbios de Chicago.

En un salón colmado de alumnas de escuelas medias públicas y privadas, Michelle Obama logró con su carisma que las adolescentes dejaran de lado sus teléfonos móviles para prestarle atención. “Me siento como en mi casa, porque crecí en un barrio como este, un lugar donde la gente tenía que luchar por mantener a sus familias”, dijo en uno de los salones del Centro Metropolitano de Diseño, una isla de modernidad emplazada en Barracas, en el sur olvidado de la capital argentina, entre calles empedradas y casas bajas.

La charla es parte del programa ‘Let Girls Learn’(Dejen a las niñas aprender) que Washington lanzó para promover la educación de “62 millones de niñas que están fuera de la escolaridad”.

La primera dama también instó a no dejar que las juzguen por su apariencia. Graduada en Derecho en la prestigiosa Universidad de Harvard, se puso como ejemplo de lo que la voluntad puede conseguir. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: