Nuevas protestas en Chile

07 de julio de 2011 - 00:00

El anuncio oficial de una inyección de $ 4.000 millones  a la educación en Chile, que eleva en 40% el actual presupuesto, no acalló el reclamo de estudiantes, que convocaron una nueva movilización la próxima semana para exigir que escuelas y universidades sean sin ánimo de lucro.

El presidente Sebastián Piñera propuso la noche del martes un Gran Acuerdo Nacional de Educación para mejorar su acceso, calidad y financiamiento, presionado por las masivas protestas estudiantiles de las últimas semanas y una popularidad en el nivel más bajo de su Gobierno (36%). La propuesta incluye un fondo adicional de 4.000 millones de dólares, equivalente al 40% del actual presupuesto de educación, un aumento de casi un 80% de las becas y la creación de una Superintendencia de Educación que vigile su calidad y financiamiento.

“Es necesario hacer una reforma profunda al modelo y no sólo un maquillaje con un par de billetes”, replicó el líder estudiantil Germaín Quintana y reafirmó el llamado a un nuevo paro nacional para el 14 de julio, el tercero del último mes.

De hecho, el anuncio de Piñera no contempló uno de los principales reclamos de los estudiantes: poner fin al lucro en la educación en consonancia con la legislación chilena, que prohíbe expresamente a las instituciones privadas del sector obtener ganancias.

 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: