Vizcarra, en pulso con el Congreso

- 04 de junio de 2019 - 00:00

El Parlamento, controlado por la oposición, debate hoy la moción de confianza pedida por el mandatario de Perú para aprobar sus reformas.

Este martes es un día decisivo para Perú. El primer ministro Salvador del Solar acudirá al Congreso para presentar el pedido de moción de confianza del presidente Martín Vizcarra.

En caso de que esta sea negada, el Ejecutivo podrá optar por la disolución del Congreso, al ser la segunda ocasión en la que esto sucede.

Sin embargo, la controversia gira en torno a la constitucionalidad de la solicitud del Ejecutivo, con parámetros para aprobar una reforma política y jurídica. 

Para el analista peruano Víctor García, la conducta del Ejecutivo es inconstitucional y, por consiguiente, el Parlamento puede devolver el oficio enviado por el Gobierno.

Su colega Natale Amprimo dijo a diario El Correo que la moción de confianza planteada no refleja el respeto de los poderes del Estado a sus competencias y funciones.

A criterio del experto en derecho  constitucional Samuel Abad, la medida del Ejecutivo es constitucional. En diálogo con El Comercio, recordó que el año pasado, cuando el presidente del Consejo de Ministros planteó la moción de confianza, se pidió por proyectos de reforma constitucional.

Abad explica que nadie obliga al Congreso a tomar decisiones, y que el Ejecutivo le plantea: “Necesito tu confianza sobre esto. Me la das o no me la das. Punto”.

Una de las voces de protesta llegó desde el Tribunal Constitucional (TC), donde su titular, Ernesto Blume, aseguró ayer que el mandatario no está habilitado para “imponer” al Congreso la aprobación del contenido o alcances de una ley de reforma constitucional.

Blume consideró que “no se debe forzar las cosas” y que Vizcarra podría propiciar el diálogo colectivo a través del acuerdo nacional.

La magistrada del TC Marianella Ledesma, indicó a El Comercio que el pronunciamiento de Blume “no es una posición institucional” y que en principio “debería estar ajeno al debate político”.

El congresista de Concertación Parlamentaria Gilbert Violeta, por su parte, anunció que presentaría una acción de amparo ante el TC, porque no va a “ceder” en su obligación de legislar.

Para Luz Salgado, legisladora de la opositora Fuerza Popular, no tiene asidero plantear una eventual moción de confianza para una reforma política. Consideró que este pedido presentado por el mandatario es una forma de seguir confrontando con la oposición.

Salgado indicó que su bancada fujimorista está abierta al diálogo. Sin embargo, Daniel Salaverry, presidente del Congreso, alertó que Fuerza Popular intenta bloquear el pedido de confianza al Gobierno peruano, al proponer una suspensión del titular del Parlamento.

La comisión de Ética del Parlamento tenía previsto votar ayer una sanción de 120 días contra el presidente del Legislativo por supuestamente presentar un informe falso de actividades.

Salaverry, en su defensa, dijo que los parlamentarios están preocupados porque en la sesión de hoy también se debatirá la recomposición de las comisiones del Congreso. 

El titular del Legislativo dijo que esta medida será importante porque evitará que las denuncias se archiven o se “permitan blindajes escandalosos” a casos de corrupción.

En medio de este debate, el presidente Vizcarra confía  en que los congresistas le darán el voto de confianza durante la sesión del pleno.

“Soy optimista, yo me pongo en el escenario de que mañana el Congreso y los congresistas van a dar la confianza para proceder con la reforma política”, precisó.

Pero Vizcarra también está dispuesto a enfrentar cualquier reacción de los sectores políticos que buscan mantener el status quo, por lo cual se oponen a la reforma política planteada por su gobierno. “Toda la población estará vigilante”, indicó. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: