Masacre a Minoría religiosa

Los yazidíes son víctimas de los grupos yihadistas

12 de agosto de 2014 - 00:00

Masacre a Minoría religiosa

El Gobierno iraquí acusó a las milicias del Estado Islámico de matar al menos a 500 miembros de la minoría yazidí, enterrando vivos a algunos y tomando cientos de mujeres como esclavas.

El ministro iraquí de Derechos Humanos, Mohammed Shia al-Sudani, dijo tener pruebas de que los yihadistas habían arrojado a los yazidíes asesinados en fosas comunes y que había mujeres y niños entre los que fueron enterrados con vida.

La contraofensiva kurda, con la cobertura aérea de la aviación iraquí y estadounidense, permitió a unos 20.000 civiles de la minoría yazidí escapar del cerco al que estaban sometidos en el monte Sinyar, junto a la ciudad del mismo nombre, que concentra a la mayoría de fieles de esta religión esotérica y preislámica. Una fuente del gobierno municipal de Sinyar explicó que los yazidíes consiguieron llegar a zonas del Kurdistán iraquí y de la cercana Siria, gracias a los combatientes kurdos.

Pese a ello, también aseguró que combatientes del Estado Islámico han ejecutado en los últimos días a cientos de yazidíes por rechazar convertirse al islam, si bien no pudo precisar el número exacto. En esa misma línea, señaló que unas 300 familias yazidíes, que habitan las aldeas de Jansur, Koya y Hetin, han sido amenazadas de muerte por las milicias yihadistas si no abrazan la fe musulmana.

Los yazidíes pertenecen a una minoría preislámica cuyas raíces se remontan a 2.000 años antes de Cristo y que tiene orígenes zoroástricos.

Otra fuente, el redactor jefe del diario local Mahdar, Luqman Kuli al Jansuri, puntualizó que el ultimátum de los yihadistas afecta en total a más de 500 familias: 330 en el pueblo de Jansur, 120 de la localidad de Koya, y otras 54 del pueblo de Hetin.

La campaña de terror emprendida por los yihadistas, con la cooperación de miembros del antiguo régimen de Sadam Hussein y milicianos tribales, ha obligado a huir de sus hogares a unos 600.000 civiles pertenecientes a minorías étnicas y religiosas. En concreto, “alrededor de 150.000 miembros del grupo étnico shabak, 250.000 turcomanos y 200.000 seguidores del credo yazidí han sido forzados por los grupos terroristas a desplazarse”, según Henin al Qedu, diputado de la provincia septentrional iraquí de Nínive, en una rueda de prensa en Bagdad.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: