El abandono de atenas a la eurozona no está totalmente descartado

Los bancos en Grecia reabren con condiciones

- 21 de julio de 2015 - 00:00
Luego de 3 semanas, las puertos de los bancos reabrieron y es posible cobrar las pensiones y depósitos. Foto: AFP

El abandono de atenas a la eurozona no está totalmente descartado

Las negociaciones para el tercer rescate dieron ayer sus primeros resultados: Grecia recibió dinero de los acreedores, unos 7.000 millones de euros acordados el viernes pasado. Pero el dinero no duró mucho en las arcas griegas, pues tuvo que pagar  2.000 millones de euros para saldar préstamos impagos ante el FMI.

Con este desembolso, el país, según indicó el organismo, ya no está en default. El actual programa de apoyo del FMI a Atenas había sido congelado el 30 de junio, en medio de negociaciones con sus acreedores de la Unión Europea.

Y como el dinero es poder, el portavoz del FMI, Gerry Rice, dijo que ante la nueva situación de Atenas, “el Fondo está dispuesto a continuar asistiendo a Grecia en sus esfuerzos para volver a la estabilidad financiera y el crecimiento”.

Con estas noticias parecería que todo vuelve a la normalidad en Grecia, en especial luego de la reapertura de los bancos. Lo cierto es que los controles en las entidades financieras se mantienen: los usuarios solo pueden retirar 60 euros diarios, pero sí podrían acceder a unos 420 euros a la semana.

También hay acceso a las cajas fuertes y depósitos a largo plazo, aunque las transacciones en el extranjero siguen siendo limitadas. Por ejemplo, un padre que tenga un hijo estudiando en el extranjero solo puede enviar 5.000 euros por trimestre.

La apertura de los bancos, realizada luego de 3 semanas, ocurrió tras la decisión del Banco Central Europeo (BCE) que elevó en 900 millones de euros la liquidez de urgencia.  Según especialistas consultados por el diario The Guardian, la economía griega decrecería el 5% en comparación a agosto pasado, y muchos de los dueños de negocios podrían adquirir mayores deudas con los bancos. Otros se declararían en bancarrota y eso acabaría por deteriorar las políticas de créditos.

La realidad -dicen- es que Grecia no recuperaría su normalidad en años, porque la crisis financiera se suma al desempleo que llega al 25% y, además, el 50% de jóvenes no tiene plazas de trabajo.

Por otra parte, como una medida para aplacar la crisis, el Gobierno griego indicó que no dejará escapar “ni un euro” fruto del aumento del IVA que entró en vigor ayer.

Esta medida cumple con uno de los puntos del acuerdo con los acreedores del país a cambio de un nuevo rescate.

“No es posible que el Gobierno, que pone en marcha medidas tan duras, se permita perder ni un solo euro del aumento del IVA. Haremos todo lo posible para que este aumento vaya a las arcas del Estado y no a los bolsillos de los infractores”, dijo Tryphon Alexiadis, el nuevo viceministro de Finanzas.

El IVA pasó del 13% al 23% para los alimentos envasados y la restauración, pero también para las tarifas de los taxis, los preservativos o los servicios funerarios. Algunos cambios han sorprendido a los griegos, como que la carne de ternera tenga un IVA del 23% mientras que la de cerdo se mantiene en 13%.

“Los controles rigurosos en los mercados y en las zonas turísticas contra el fraude en la venta de carburante y el fraude fiscal empezarán inmediatamente”, advirtió el Ministro. Con la estrategia se espera que el nuevo IVA aporte al Estado unos 795 millones de euros este año y otros 2.400 millones en 2016.

El primer ministro Alexis Tsipras reunió ayer a varios ministros, entre ellos a Alexiadis, así como a representantes de Justicia e Interior  para crear un comité especial de lucha contra la corrupción y el fraude.

Durante la reunión se habló de un proyecto de ley para ofrecer una amnistía a los evasores fiscales a cambio de una multa y de la regularización de sus haberes, una medida que ya han tomado otros países europeos.

Alemania, uno de los acreedores más firmes de Atenas, celebró la reapertura de los bancos. La canciller Ángela Merkel indicó que se podría negociar cambios en los plazos o el interés de la deuda griega, una vez que se realice la primera verificación de cumplimiento de las condiciones del nuevo rescate.

Eso sí, dijo que Grecia ya tiene ayuda y que una rebaja o reajuste de la deuda no sería posible. En cuanto a una salida temporal del euro planteada por el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, ha reconocido que se estudió la propuesta, pero finalmente se rechazó. “La elección era hacer el camino común o conjurar una situación caótica porque no habría habido una decisión conjunta de los ministros de Finanzas ni de los líderes”. A pesar de ello analistas como Schaeuble no descartan la salida de Atenas de la eurozona. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: