Piden por octava vez la legalización del aborto en Argentina

- 28 de mayo de 2019 - 17:43
Foto: Cortesía

Por octava vez las calles de la geografía argentina se tiñeron de verde desde el norte hasta el punto más austral el martes 28 de mayo de 2019 con miles de voces que pidieron por el aborto legal, seguro y gratuito a través de un proyecto de ley.

En las avenidas Rivadavia y Callao, aledañas al Congreso de la Nación, el color verde se multiplicó en un gran pañuelazo. Mujeres, madres acompañadas por sus hijos pequeños, parejas, se unieron en un solo grito mientras adentro, la Campaña por la despenalización del aborto se hizo sentir en un intento porque el tema se cuele en la agenda parlamentaria.

"La masividad con la que se vio el reclamo hizo que realmente exista una despenalización social del aborto", declaró para  RT la activista Patricia Bustamante.

Conscientes de que es un año difícil por las elecciones generales y la poca actividad legislativa, las voceras de la Campaña volvieron a poner el tema en las primeras planas de los diarios, que hasta hace dos años atrás era algo impensable, y esperan que finalmente regrese al Congreso después de los comicios presidenciales del 27 de octubre de 2019 y antes del 10 de diciembre de 2019.

En 2018 un grupo de legisladores escucharon y defendieron la iniciativa, que tuvo el visto bueno en la cámara Baja, pero se cayó en el Senado. Desde entonces las interrupciones del embarazo clandestinas siguen y muchas mujeres mueren por someterse a este método de manera infrahumana.

En la nueva propuesta, la Campaña pide que se convierta en derecho la interrupción voluntaria de embarazo en las primeras 14 semanas de gestación y más allá de ese plazo, cuando corre riesgo la vida o la salud de la mujer y en casos de violación.

Además, señala que se debe garantizar la práctica de la interrupción dentro de los cinco días de su requerimiento y debe estar cubierta la práctica en hospitales, obras sociales y las llamadas prepagas (empresas de medicina privada).

Presentes en el Congreso diversos legisladores, entre ellos el senador nacional Fernando Pino Solanas, abogaron por la necesidad de convertir en normativa algo urgente.

Por su parte, la diputada Aracely Ferreira responsabilizó a los senadores que votaron en contra el pasado año al tiempo que señaló que siguen los abortos clandestinos y con ello las muertes de las mujeres. "El tiempo es ahora, no se puede hablar de justicia social cuando Lucía, de 11 años, exige el derecho a abortar, basta de cesárea forzada" remarcó ante un sinnúmero de personas que portaban el pañuelo verde dentro de la casa legislativa.

Ferreira fue enfática al subrayar que esto es algo inaceptable. "Van pasando los tiempos, abortó mi abuela, mi madre, aborté yo y no vamos a dejar que nuestras nietas sigan haciendo esto en la clandestinidad. Vamos a dar el debate este año o no sé cuándo porque la marea verde ya cambió la historia de este país", sostuvo entre aplausos.

Afuera, en grandes pantallas, cientos de personas seguían atentas lo que sucedía en el recinto legislativo y desde varias partes de Argentina y en otros países acompañaron la iniciativa en una masiva manifestación.

Entre la muchedumbre, Julieta, de 20 años, acompañada por su madre, resaltó a la agencia de noticias Prensa Latina que esta es una lucha de hace muchos años, pero se sintió optimista porque la sociedad está avanzando y "los pensamientos anquilosados están quedando atrás", dijo.

"Realmente entristece que haya niñas que mueran o sean obligadas a parir. Necesitamos que esos congresistas que nos representan nos escuchen, estamos luchando, este es el momento", subrayó la joven. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP