La justicia chilena libera a los tres soldados bolivianos

02 de marzo de 2013 00:00

La justicia chilena suspendió ayer el proceso judicial en contra de tres soldados bolivianos, acusados de ingresar ilegalmente al país, lo que generó un enérgico reclamo de Bolivia en la Organización de las Naciones Unidas y agravó la tensión entre los dos países por el diferendo marítimo que mantienen.

La suspensión del proceso judicial fue posible tras un acuerdo alcanzado por la Fiscalía y la defensa de los tres soldados bolivianos, que no implica la aceptación de culpabilidad por parte de los imputados.  

Los uniformados debían abandonar Chile en menos de 24 horas, y no podrán regresar al país en un año, pero se esperaba que ayer mismo llegaran a La Paz.

Los tres soldados fueron retenidos, el pasado 25 de enero, en el paso fronterizo de Colchane (norte) cuando perseguían a contrabandistas de automóviles, según Bolivia.

El presidente Evo Morales  afirmó que si el Gobierno de Chile quiere demostrar interés integracionista con sus vecinos, debería pedir perdón al pueblo boliviano.

Los uniformados serán condecorados el lunes por Morales, quien los denominó como héroes porque recuperaron el mar de Bolivia.