Japón congela decisión de recortar compra de crudo iraní

13 de enero de 2012 07:16

El primer ministro nipón, Yoshihiko Noda, afirmó hoy que Japón aún debe tomar una decisión definitiva a la hora de recortar sus importaciones de petróleo iraní, un día después de que su Gobierno confirmara su apoyo a las sanciones contra Teherán.

Noda afirmó en una rueda de prensa celebrada hoy en Tokio que su Gobierno debe consultar la medida con funcionarios estadounidenses y con el entramado empresarial nipón, antes de implementar las sanciones impulsadas por EEUU para intentar que el régimen ayatolá suspenda su programa nuclear.

Ayer, el Ministro nipón de Finanzas, Jun Azumi, señaló, tras reunirse con el secretario del Tesoro de EEUU, Timothy Geithner, que Japón recortará "lo antes posible y gradualmente" sus importaciones de petróleo procedentes de la república islámica, que constituyen un 10 por ciento del crudo que adquiere en el exterior.

Según Noda, estas declaraciones realizadas por el responsable nipón de Finanzas pueden considerarse más como un "pronóstico" de los pasos que dará Japón y matizó que se trató de una apreciación "personal" suya, según informó la agencia local Kyodo.

Asimismo, el primer ministro nipón, transmitió su preocupación ayer, tras reunirse en Tokio con Geithner, por las "graves consecuencias que pueden tener las sanciones sobre las economías de Japón y del mundo".

Geithner concluyó ayer en Tokio una gira asiática por China y Japón en la que instó a ambos países a apoyar las sanciones estadounidenses, que consisten en la reducción de las ventas de crudo de Teherán y el aislamiento internacional de su Banco Central.

Japón es un país con una gran dependencia energética del exterior, la cual se ha visto acrecentada tras el inicio de la crisis nuclear el pasado 11 de marzo en la central de Fukushima Daiichi.

El accidente nuclear ha provocado que la práctica totalidad de los reactores nucleares de Japón, cerca del 85 por ciento, permanezcan detenidos, lo que ha obligado al país a generar gran parte de la electricidad en sus centrales térmicas alimentadas por crudo.

Contenido externo patrocinado