Italia habla ya de "daño ambiental" por naufragio de crucero

18 de enero de 2012 11:25

El Gobierno italiano aseguró este miércoles que ya se ha producido un "daño ambiental", aunque "muy contenido" (moderado) en el fondo marino de la isla de Giglio como consecuencia del naufragio el pasado viernes del crucero "Costa Concordia", que contiene en su interior 2.380 toneladas de combustible.

Al margen de su comparecencia ante el pleno de la Cámara Baja, el ministro italiano de Medioambiente, Corrado Clini, afirmó que existe el riesgo de un posible vertido de carburante al mar, que podría extenderse a lo largo de toda la costa del Tirreno.

"Existe ya un daño ambiental, muy contenido, relativo a los fondos marinos de la isla del Giglio", afirmó Clini a los reporteros en los pasillos de la Cámara Baja italiana.

"Estamos ante una situación límite porque la nave es inestable -añadió-. Hay que actuar deprisa (...). Creo que en las próximas doce horas estaremos en disposición de comenzar a trabajar en el depósito. Para vaciar las 2.380 toneladas de carburante contenido en el depósito necesitamos al menos dos semanas".

El ministro de Medioambiente aseguró que para poder sacar al "Costa Concordia" del lugar en el que se encuentra encallado, donde hoy se volvieron a suspender las tareas ante el movimiento del crucero, "obviamente" hará falta más tiempo, pues "basta un poco de sentido común para entender que existe un juego peligroso".

"El riesgo es la dispersión en el mar del carburante que podría contaminar no solo la zona del naufragio, sino toda la costa del Tirreno, dependerá mucho de las corrientes" marinas, comentó Clini, quien explicó que ya han recibido propuestas de Francia y Alemania para colaborar en la gestión de la catástrofe.

Ya el pasado lunes, Clini anunció que el Gobierno decretará el estado de emergencia en la zona en el próximo Consejo de Ministros, previsto para este viernes, y se refirió a pequeñas filtraciones de "material líquido", que, por el momento, no se sabe si son de carburante.

En tanto que el representante en Italia de la compañía holandesa Smit Salvage, encargada de las tareas de extracción del combustible, calculó hoy que serán necesarias entre dos y seis semanas para llevar a cabo el vaciado del fuel, y explicó que para ello y sin que se produzca contaminación se utilizará un sistema que permite perforar la chapa de la cisterna.

La isla de Giglio forma parte de un parque natural marino considerado uno de los más importantes ecosistemas del Mediterráneo y en torno a ella los helicópteros que trabajan en las tareas de rescate han divisado algunas manchas en el agua.