Fiscal desestima acusación de Nisman contra Fernández

- 20 de abril de 2015 - 17:15

Tres meses después de la muerte del fiscal Alberto Nisman, su denuncia contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner por encubrimiento a los acusados iraníes del atentado a la mutual judía AMIA, que fue portada en la prensa mundial, quedó virtualmente cerrada. 

El fiscal de la Cámara Federal de Casación Penal, Javier De Luca, desistió hoy de continuar la denuncia tras la apelación presentada por el fiscal Germán Moldes. De Luca, miembro de la agrupación Justicia Legítima, cercana al oficialismo, elevó su dictamen ante la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal.

"Desisto fundadamente del recurso interpuesto por el colega que me antecediera en la etapa", sostuvo De Luca. Ahora, el tribunal de Casación deberá dar su dictamen definitivo tras la opinión del fiscal, pero se descuenta que la causa se encamina hacia su cierre definitivo. Según el portal de noticias Minutouno.com, “no hay antecedentes de que ante un dictamen desestimatorio de un fiscal (el tribunal) continué adelante con una causa”.

“No es posible avanzar en las propuestas procesales de prueba de algunos hechos de la denuncia, porque tales hechos no configuran delito", dijo el fiscal De Luca en su escrito de 17 páginas.

Y añadió: “el caso no encaja en el grupo de investigaciones cuya clausura es considerada prematura, porque en autos lo que se pretende es la investigación de conductas que no constituyen delito alguno". 

La resolución del fiscal De Luca tomó a la presidenta en pleno viaje por Europa, donde hoy realizó una visita privada a la ciudad española de Granada, en una escala de su viaje oficial a Moscú, donde es esperada mañana.

Además, se conoció poco después de un acto encabezado por la madre de Nisman, Sara Garfunkel, en las escalinatas de los tribunales de Buenos Aires, donde pidió no dejar caer la denuncia de su hijo contra la jefa de Estado.

La denuncia ya fue rechazada por dos instancias judiciales. Nisman presentó su acusación el 14 de enero pasado, cuatro días de su misteriosa muerte que aun no fue esclarecida. La investigación no solo acusaba a la presidenta, sino también a su canciller, Héctor Timerman; al diputado Andrés Larroque, a dos activistas políticos y dos presuntos espías. Nisman los acusó de urdir un complot para dar de baja a los pedidos de captura que pesan sobre cinco ex funcionarios iraníes acusados de idear y ejecutar el ataque a la AMIA que en 1994 causó 85 muertos.

Tras su muerte, la denuncia fue impulsada por el fiscal federal Gerardo Pollicita. Pero el juez federal Daniel Rafecas rechazó en primera instancia en un extenso escrito la presentación. Pollicita entonces apeló y el fiscal ante la Cámara Federal Germán Moldes acompañó su decisión. Pero el resultado fue el mismo. Los tres jueces de la Sala I de la Cámara Federal desestimaron  la denuncia el 26 de marzo por dos votos contra uno.

Moldes, uno de los impulsores de la marcha de homenaje a Nisman del 18 de febrero, a un mes de la muerte del fiscal y que tuvo un marcado tinte opositor, insistió en su apelación ante el tribunal de Casación. Hoy el fiscal de esa sala, Javier De Luca, se sumó a la ola de rechazos de una denuncia que en su momento tuvo enorme repercusión en los medios internacionales y que fue aprovechada al máximo por la oposición en un año en el que los argentinos elegirán al sucedor/a de su presidenta en las elecciones generales de octubre próximo.

 (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: