Ministro de Recursos Naturales No Renovables ve estable el mercado petrolero

05 de junio de 2011 - 15:15

El ministro ecuatoriano de Recursos Naturales No Renovables, Wilson Pastor, reconoció este domingo en Viena que los inventarios de crudo se han reducido algo, pero pese a ello considera "estable" el mercado mundial de petróleo.

"Yo lo veo estable", respondió Pastor a la pregunta de la prensa de cómo ve la situación actual del mercado de crudo, tras llegar a Viena para participar el miércoles en una reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Sí reconoció, al mismo tiempo, que "hay unos pocos inventarios que se han ido consumiendo", pero declinó vaticinar si la OPEP aumentará su oferta de crudo en su primera conferencia ministerial del año para abaratar esta materia prima.

"Veamos qué pasará en la reunión", se limitó a señalar.

Por otro lado, reiteró la posición de Quito de rechazar las sanciones impuestas por Washington a la estatal venezolana PDVSA por sus nexos con Irán, un asunto que su homólogo venezolano, Rafael Ramírez, ha anunciado desde Caracas que planteará a sus socios de la OPEP pues considera la actitud de EEUU como una "agresión" contra este grupo petrolero de doce países.

Pastor fue el segundo ministro de la OPEP en llegar este domingo a Viena para la reunión del miércoles, después del titular de Arabia Saudí, Ali I. Naimi, quien, sin embargo, no quiso hacer comentarios a la prensa.

La 159 conferencia ministerial de la organización está en el punto de mira de los mercados, que esperan un mensaje claro sobre la futura estrategia del grupo, que controla cerca del 40 por ciento de la producción mundial de crudo.

En lo que va de junio, el precio medio del barril de crudo de la OPEP se ha situado en los 110,68 dólares, mientras que el promedio del mismo mes de 2010 fue de 72,95 dólares.

La inestabilidad política desde comienzos de año en países del norte de África como Túnez y Egipto, pero sobre todo Libia, productor de petróleo y miembro de la OPEP que ha dejado de producir casi la totalidad de los 1,6 millones de barriles diarios que bombeaba, atiza los temores a futuros problemas de suministro y presiona al alza sobre los precios.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: