Canadá es uno de los países occidentales que más progresos ha registrado en materia de igualdad

El continente americano se convierte en referente de derechos para los LGBTI

- 07 de noviembre de 2015 - 00:00
En Chile, el Acuerdo de Unión Civil a personas del mismo sexo permitirá regular temas como herencia, seguridad social y protección previsional. Foto: mendozapost

Canadá es uno de los países occidentales que más progresos ha registrado en materia de igualdad

Desde Canadá hasta la Patagonia. Son varios los avances que se han dado en América en materia de igualdad y derechos de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBTI), sin embargo analistas estiman que aún existe una brecha en relación a los progresos registrados años atrás en Europa.  

El último impulso se reportó esta semana en Colombia, donde la Corte Constitucional dio el sí a la posibilidad de que los niños sean adoptados por parejas conformadas por personas del mismo sexo, todo un tabú para el cristianismo. Para el alto tribunal colombiano la orientación sexual de una persona no es un indicador de falta de idoneidad, moral, física o mental para realizar el trámite de adopción.

La Corte Constitucional ya había avalado a principios de este año la adopción consentida al fallar la acción de tutela presentada por una pareja de lesbianas de Medellín; es decir que se le permita a uno de los miembros de la pareja adoptar al hijo biológico de la otra persona. No obstante, la noticia provocó un revuelo en el país vecino, y a quienes se oponen a esta decisión, todavía les queda el recurso de nulidad.

Entre ellos, la comunidad cristiana del país, que no ocultó su malestar e inconformismo por el fallo. La senadora Viviane Morales Hoyos, reconocida por su activismo cristiano, arreció sus críticas en contra de la Corte por el fallo a favor de los homosexuales. “La Corte Constitucional se atribuye el poder del pueblo y desafía al 85% de los colombianos”, señaló.

Desde febrero pasado, Morales promueve un referendo para que solo se permita la adopción a las parejas conformadas por un hombre y una mujer.

En el mismo sentido se pronunció el monseñor Juan Vicente Córdoba, quien indicó que pese a que respeta la determinación del Alto Tribunal, no la considera como la más adecuada si se piensa en los derechos de la infancia.

“La iglesia protesta, no estamos de acuerdo y con respeto, pero no menos enfático y claro, denunciamos esto. Hay que respetar los derechos de los niños, a un niño no se le puede obligar a tener por papá o mamá a dos hombres o dos mujeres”, dijo Córdoba. Así mismo añadió que la decisión va también en contra de la Constitución colombiana.

Sin embargo, el respaldo a esta decisión llegó desde las más altas esferas del gobierno. El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, defendió que todos los ciudadanos tienen los mismos derechos. “La decisión de la Corte Constitucional significa un avance sustancial hacia una sociedad más moderna, civilizada e incluyente”, aseveró.

Para Marcela Sánchez, vocera de la ONG Colombia Diversa, la decisión es un avance hacia la eliminación de obstáculos para la población LGBTI del país, sin embargo expresó que el Estado debe brindar garantías para que los funcionarios de las diferentes entidades cumplan la ley con rigor.

En otro hecho histórico para la comunidad LGBTI, el jueves 22 de octubre se registraron, en la gobernación de Concepción, las primeras ceremonias que forman parte del Acuerdo de Unión Civil en Chile, ley que fue promulgada en abril pasado. La nueva normativa permite que dos personas, de cualquier orientación sexual que compartan el mismo hogar, puedan regular los efectos jurídicos derivados de su vida afectiva. Este pacto confiere a sus contrayentes el estado de “conviviente civil” y genera derechos y obligaciones en cuanto a régimen patrimonial, herencias, seguridad social y protección previsional.

Para Luis Garcés, vicepresidente del Observatorio Ecuatoriano de Derechos Humanos, estas resoluciones son “un paso importante” y demuestran que “cada día se practica más la igualdad entre seres humanos” en América Latina.

Garcés afirma que los avances en derechos de los homosexuales han sido buenos en los últimos 15 años “debido al activismo férreo”. Sin embargo, considera que la región aún está rezagada en esta materia y estima que la principal causa es la falta de voluntad política.

“Hasta que no hayan líderes, mandatarios que tengan una verdadera voluntad de normar los derechos humanos de la comunidad LGBTI no se logrará una verdadera igualdad”, sentenció Garcés. “La voluntad política marca la diferencia entre América y Europa”, añadió.

El activista destaca los logros alcanzados en América Latina, donde los derechos de los homosexuales se han expandido más en países como Brasil, Argentina, Chile, Uruguay y México. Asimismo, Ecuador estableció en 2015 constitucionalmente la unión civil entre personas del mismo sexo.

Los movimientos pro homosexuales también son fuertes en Bolivia, Colombia, Costa Rica y Perú, donde grupos opositores y religiosos intentan frenar los avances.

Canadá es uno de los países occidentales que mayores avances en materia de igualdad ha logrado respecto a las personas homosexuales. En el año 2005 se aprobó la ley que permitía la unión de personas del mismo sexo y la adopción de niños por parte de parejas homosexuales. Esto fue fruto de una larga lucha de los colectivos homosexuales y transexuales por su reconocimiento social que se remonta a la década de los setenta.

En la actualidad es uno de los destinos preferidos para pasar unas vacaciones o largas temporadas.

Canadá, junto con Bélgica, España y Holanda, entre otros, es uno de los países donde está permitido el matrimonio entre personas del mismo sexo. A pesar de que en muchas de las provincias ya se permitían este tipo de uniones, a partir del 28 de junio (día del orgullo gay) de 2005 la legalización se extendió en todo el país. La ley se aprobó por 158 votos a favor contra 133 de los conservadores, quien contaba con el apoyo de los grupos religiosos.

En Ontario o British Columbia la Corte Suprema en 2003 ya eliminó todas las barreras para el matrimonio homosexual. (I)

Comunidad de gays y lesbianas pide reconocimiento

Cerca de 400 miembros de la comunidad de gays y lesbianas y autoridades de 21 países de América Latina se reunieron el mes pasado en Honduras en un encuentro de dos días para intercambiar experiencias sobre las luchas por los derechos de los homosexuales.   

Los participantes en el evento advirtieron en un comunicado que “el reconocimiento público de la diversidad sexual es un paso fundamental para avanzar hacia la igualdad”.

La viceministra de Gobernación y Policía de Costa Rica, Carmen Muñoz, quien acompañaba a los promotores del encuentro, afirmó que la sociedad tiene “grandes deudas históricas, no solo matrimoniales sino derechos patrimoniales” con los homosexuales.

En ese sentido destacó la necesidad de que en América Latina se legisle para que se reconozcan los derechos matrimoniales y patrimoniales en casos de muerte de uno de los miembros de las parejas del mismo sexo.

En el continente “nos encontramos con constricciones en las propias familias, que deben ir eliminándose”, recomendó.

Por su parte, la activista hondureña Arely Gómez explicó que el encuentro será importante para intercambiar experiencias que ayuden a combatir la discriminación de que son víctimas en los países de la región. “Las problemáticas son diferentes en los distintos países; para el caso, Honduras se lleva el primer lugar en asesinatos por odio” contra gays y lesbianas, destacó.

Precisó que Honduras tiene una tasa de 2,5 asesinatos de personas sexualmente diversas por cada 100.000 habitantes, por encima de otros países como Argentina con dos, Guatemala con uno y cero en Costa Rica.
Gómez manifestó que esperan que al final del encuentro se establezca un plan conjunto para el intercambio de experiencias sobre el tratamiento igualitario de las personas sexualmente diversas.

En Cuba, el tema de la homosexualidad fue tabú durante décadas, pero ahora la revolución cubana comenzó a dar pasos decididos para garantizar los derechos de la comunidad LGTB, así lo afirma el doctor Alberto Roque Guerra, en una entrevista publicada en Rebelión.

A partir de la creación del Centro Nacional de Educación Sexual (o Cenesex) en 1989, liderado por Mariela Castro, hija del presidente Raúl Castro, la sociedad cubana se ha ido educando en temas de sexualidad y ha comenzado a reconsiderar su actitud hacia la homosexualidad.

Como ejemplo, hoy en día en Cuba las operaciones de cambio de sexo están incluidas en los servicios públicos de salud y se realizan de manera gratuita, destaca el investigador. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: