El árabe más rico del mundo, preso por corrupción

- 05 de noviembre de 2017 - 11:15
Foto: AFP

El fiscal general de Arabia Saudí, Saud al Moyeb, prometió este domingo una "firme aplicación" de la ley, al día siguiente de una purga sin precedentes en círculos de poder y de negocios, así como de la creación de una comisión anticorrupción.

 El heredero al trono de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, pidió el arresto de 11 príncipes, 4 ministros y un multimillonario, vinculados a escándalos de corrupción.

Según medios de ese país, entre los detenidos se encuentra una de las personas más ricas del mundo, el príncipe Alwaleed bin Talal, junto con una decena más de príncipes, 38 ministros y varios hombres de negocios. Su detención ya afectó a las bolsas de valores de ese país.

La firma de inversiones Kingdom Holding, propiedad de Alwaleed se ha hundido un 9,9%.

La fortuna del príncipe incluye desde 1991, Kingdom Holding, en la que posee el 95%. También es inversionista en News Corp., Apple, Twitter Inc., JD.com Inc. y la Cadena hotelera Four Seasons y Accor Hotels.

"Los sospechosos tienen los mismos derechos y reciben el mismo trato que cualquier otro ciudadano saudí. La posición y el estatuto de un sospechoso no influye en la aplicación firme y justa" de la ley, declaró el fiscal, que forma parte de la nueva comisión formada mediante decreto real.

Con una fortuna de $ 18.700 millones, Al Waleed bin Talal es el árabe más rico del mundo, según la revista Forbes.

Mohammed bin Salman, implacable ante la corrupción
Según la cadena de televisión Al Arabiya, 11 príncipes, cuatro ministros y decenas de exministros fueron detenidos, y la comisión anticorrupción lanzó en particular una investigación sobre las mortíferas inundaciones que devastaron en 2009 la ciudad de Yeda, a orillas del mar Rojo.

En su comunicado, el fiscal general señala que la comisión anticorrupción, presidida por el joven príncipe heredero Mohamed bin Salmán, abrió "un cierto número de investigaciones" que forman parte de "la obligación judicial del Estado de luchar contra la corrupción".

"El gobierno de Arabia Saudí toma estas medidas conforme a sus leyes y reglamentaciones, y de manera apropiada según la naturaleza de los crímenes", añade.

"Todos son presuntamente inocentes hasta que sean hallados culpables y se preservarán los derechos de cada uno", insistió el fiscal. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: