El coronavirus le ha dado un respiro al planeta

- 18 de marzo de 2020 - 17:08
Cisnes y hasta delfines han vuelto a los canales de Venecia.
Foto: Twitter

La semana pasada la Agencia Europea Espacial (ESA) difundió imágenes satelitales que revelan la disminución de la contaminación del aire, específicamente las emisiones de dióxido de nitrógeno, sobre Italia. Esta reducción es particularmente visible en el norte del país, que coincide con su bloqueo nacional para evitar la propagación del coronavirus (covid-19).

La animación muestra la fluctuación de las emisiones de dióxido de nitrógeno en Europa desde el 1 de enero de 2020 hasta el 11 de marzo de 2020, utilizando un promedio móvil de 10 días. Estos datos se recabaron con el instrumento Tropomi a bordo del satélite Copernicus.

"Aunque podría haber ligeras variaciones en los datos debido a las nubes y el cambio climático, estamos muy seguros de que la reducción de emisiones que podemos ver, coincide con el bloqueo en Italia que causa menos tráfico y actividades industriales", indicó Claus Zehner, gerente de la misión Copernicus Sentinel-5P de la ESA.

Zehner se refiere al cierre de fábricas, autopistas vacías, calles desérticas, en fin el cese de la actividad humana sobre el planeta, esto a medida que la pandemia de coronavirus avanza.

Otro ejemplo es China, que a lo largo de todo el mes de febrero, el primero del largo confinamiento que llevaba la provincia china de Hubei, el promedio de días sin contaminación atmosférica aumentó en un 21,5% en comparación con las mismas fechas del año anterior, según un informe del Ministerio de Ecología y Medio Ambiente de China, que recoge National Geographic.

Las imágenes de satélite publicadas por la NASA y la Agencia Espacial Europea mostraban una reducción drástica de las emisiones de dióxido de nitrógeno en las principales ciudades del país.

Pero no es la única estampa del planeta beneficiándose de que las personas se queden en sus casas. En redes sociales circulan imágenes grabadas por residentes sobre el estado actual de la ciudad italiana de Venecia, altamente turística y famosa por sus canales. En muchas de ellas se ve como el agua, que antes era turbia, de color marrón, se ha convertido en transparente y cristalina.

Al haber escaso tránsito por los canales el sedimento se queda ahora en el fondo y no sube a la superficie, por eso ha dejado de tener el fondo verdoso. Incluso se ven peces y cisnes. A la isla italiana de Cerdeña, en cambio, han vuelto los delfines.

Pequeños ejemplos de cómo la paralización brusca de las actividades humanas tiene, paradójicamente, un gran beneficiado: el medio ambiente. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP