China y emergentes, dispuestos a ayudar a la endeudada Europa

27 de octubre de 2011 00:00

China y otras potencias emergentes están dispuestas a ayudar a la Eurozona a enfrentar la crisis de la deuda en caso de que la cumbre europea  en Bruselas amplíe el fondo de rescate a inversores externos.

Las modalidades de esa ayuda son objeto de discusión tanto entre europeos -que deben resignarse a contar con ayuda extrerna- como entre emergentes: Brasil y Rusia, por ejemplo, prefieren reforzar los instrumentos del FMI, en vez de la compra directa de títulos de deuda pública.

Francia "es favorable" a la participación de China en los planes de rescate y el presidente Nicolas Sarkozy llamará hoy  a su homólogo chino, Hu Jintao, dijo una fuente gubernamental francesa al margen de la cumbre.

“China está a favor de contribuir al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) creando una entidad autónoma de inversión ("spin-off")”, dijo previamente un diplomático, que pidió el anonimato.

Una de las opciones en la agenda de la cumbre es crear un mecanismo ligado al FEEF que acuda al mercado para recabar fondos del FMI, de inversores privados, de países emergentes o de fondos soberanos, lo que multiplicaría su capacidad de intervención.

La idea es fortalecer ese fondo, dotado actualmente con 440.000 millones de euros basados en las garantías aportadas por los miembros de la Eurozona, para que pueda participar en el rescate de países muy amenazados como Italia, tercera economía de la Unión Monetaria.

Brasil descartó el martes la compra directa de deuda europea, pero dijo que ciertos fondos del país latinoamericano podrían canalizarse a través del Fondo Monetario Internacional (FMI). AFP

Contenido externo patrocinado