Candidato triunfador en Bolivia Luis Arce marca distancias con Evo Morales

El candidato del MAS, que en los resultados preliminares apuntan a que logró la victoria electoral, descartó una eventual inclusión de Evo Morales en su gobierno.
20 de octubre 09:08

El virtual vencedor de las elecciones presidenciales en Bolivia, Luis Arce, marcó distancias con su mentor político, Evo Morales. "Si quiere ayudarnos, será muy bienvenido, pero no significa que estará en el Gobierno. Será mi gobierno", subrayó.

A falta de la confirmación de los resultados oficiales, las primeras proyecciones apuntan a que Arce devolverá el poder político para el Movimiento al Socialismo (MAS), un año después de que Morales debió dimitir por las dudas sobre la transparencia de las elecciones.

El exministro de Economía indicó en una entrevista con la cadena británica BBC que los comicios del domingo demuestran "de manera muy clara" que el MAS es "mayoría" en Bolivia y que, por tanto, en las elecciones de 2019 "no hubo ningún fraude", sino que la derecha política fraguó "un golpe de Estado".

De cara a su futuro mandato, aspira sin embargo a "tender puentes", si bien precisamente las primeras semanas pueden estar marcadas por las dudas sobre la posible vuelta de Morales a Bolivia (que en la actualidad reside en Argentina) y por el papel que desempeñará en el futuro, habida cuenta de que no ostentará ningún cargo político, pues su candidatura a senador fue anulada.

Arce rehusó aclarar cuándo podría regresar Morales a Bolivia, a pesar de que él mismo se comprometió a facilitar su vuelta si lograba la Presidencia, y defendió en cambio una "renovación" dentro del MAS, en la que el expresidente por ahora solo podría "ayudar". En este sentido, dejó en manos del antiguo mandatario el papel que podría ocupar en este nuevo escenario.

A nivel de políticas, Arce prometió pasar página al "modelo neoliberal" implantado en el último año, bajo la batuta de la presidenta interina, Jeanine Áñez. Prometió regresar al modelo que está "más del lado social", ya que considera que la pandemia de coronavirus hizo más evidente "que la economía no está yendo bien".

Arce, artífice de las políticas económicas en la última etapa de Morales en el poder, defendió también la capacidad del MAS para combatir la corrupción, alegando que, a diferencia del actual Ejecutivo, en el anterior quienes cometían alguna irregularidad sí rendían cuentas ante la Justicia. (I)