Los europeos sofocados bajo una ola de calor extrema

- 07 de agosto de 2018 - 00:00
Una mujer bebe agua y usa sombrilla para protegerse del sol en la localidad costera de Benidorm, municipio español de la provincia de Alicante.
Foto: AFP

En la ola de calor que afecta a Francia y el resto de Europa, este martes las temperaturas serán extremas y peores que las que se han visto en los últimos días. Se esperan hasta 40 grados y 42 al sur del país.

París es un horno, con la mayoría de las casas sin aire acondicionado, porque los prohíben las copropiedades. Se alternó la circulación de automóviles en la Ille de France y Estrasburgo a causa de la polución que la “canicule”, como llaman los franceses al fenómeno, produce.

Cuatro plantas nucleares francesas fueron cerradas para evitar que sus aguas descargadas en los ríos sean demasiado calientes y maten los peces.

Meteoalarm, la web de la Unión Europea que proporciona información sobre fenómenos climáticos adversos, emitió alertas “rojas” por calor extremo en puntos de Suiza, Croacia, España y Portugal.

Este aviso, según la web, implica una situación meteorológica “muy peligrosa” y que “son probables graves daños y accidentes, en algunos casos con riesgo para la vida de las personas“.

Mientras tanto, se mantiene la alerta naranja en zonas de Francia, Bélgica, Austria, Lituania, Estonia, Polonia, Noruega, la República Checa, Eslovaquia y Grecia.

Según The New York Times, el calor insoportable es la nueva norma en el verano europeo.

En España seis personas murieron y varias siguen hospitalizadas a causa de la ola de calor de los últimos días, donde las temperaturas diurnas máximas rondan o superan los 40 grados y las nocturnas no bajan de los 25 en gran parte del país.

En Viena, los perros policía desplegados en un torneo de vóley-playa fueron equipados con botines a medida para sus patas. En Holanda, las autoridades cerraron algunos tramos de las autopistas, donde el calor llegó a derretir el asfalto.

El fin de semana, 16 estaciones meteorológicas de Portugal registraron temperaturas récord, como en Alcácer do Sal, cerca de Setúbal, donde se alcanzaron los 45 grados. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: