Al menos 89 muertos deja incendio en hospital de Calcuta

09 de diciembre de 2011 - 09:15

Al menos 89 personas murieron este viernes tras registrarse un gigantesco incendio en el hospital privado de AMRI, en Calcuta, al este de la India.

El fuego se declaró hacia las 03:00 (21:30 GMT) cuando los 160 pacientes de esa casa de salud dormían.

Un informe anterior daba cuenta de 71 muertos, pero a medida que se van recuperando los cadáveres la cifra aumenta.

La jefa del Gobierno regional de Bengala, Mamata Banerjee, llegó hasta el sitio y atribuyó la tragedia a una negligencia que calificó de "crimen imperdonable" y pidió que se aplique "la condena más dura posible" a los gestores de la casa de salud que señaló como responsables.

Además de retirárseles los permisos de actividad, los cuatro directivos del centro sanitario y dos ejecutivos de las empresas propietarias, los grupos empresariales Emami y Shrachi, han sido detenidos.

A medida que eran sacados, los cuerpos sin vida fueron trasladados al hospital público SSKM, donde a primera hora de la tarde se había confirmado ya la muerte de 60 personas a la espera de que finalicen las labores de rescate, según explicaron fuentes policiales.

Mamata indicó que las autoridades han tenido problemas para identificar los cuerpos y que iban a mostrar fotos de los fallecidos para que los familiares ayudaran con el reconocimiento.

hospital_fire2Los medios locales revelaron que el complejo hospitalario, localizado en el barrio de Dhakuria e inaugurado en 1996, no disponía de detectores de humo a pesar de que hace solo tres años ya registró un incendio de grandes dimensiones.

Una persona que participó en las tareas de rescate relató a medios locales que hubo muchas dificultades para salvar en medio del caos a las personas atrapadas ya que muchas puertas y ventanas estaban bloqueadas.

Cientos de allegados a los pacientes abarrotaron los alrededores del hospital viendo como los equipos de rescate no daban abasto para sacar a los afectados de las siete plantas del edificio. Algunos asistían angustiados a los socorristas.

Muchos se quejaron de la falta de información y de la tardanza en la llegada de los bomberos que, según los testigos, aparecieron hasta tres horas después de iniciado el siniestro.

Los bomberos sin embargo negaron esas versiones y añadieron que la responsabilidad era del hospital por carecer de las medidas de seguridad y de prevención de incendios.

Las llamas al parecer iniciaron en el sótano del centro sanitario, donde estaba almacenado mucho material inflamable. Las causas se desconocen por el momento.

Tras conocer el suceso, el primer ministro indio, Manmohan Singh, dijo que se sentía "conmovido" y "acongojado" ante la pérdida de tantas vidas.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: