Acuerdo acerca a México y EE.UU.

- 09 de julio de 2020 - 00:00

El presidente Donald Trump dejó atrás la retórica agresiva contra su vecino del sur y celebró con su homólogo mexicano en la Casa Blanca la entrada en vigor del nuevo tratado comercial de América del Norte.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aprovechó la visita de su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, para asegurar que la relación entre ambos países nunca fue “tan estrecha” como lo es en estos momentos.

“Realizamos un gran trabajo juntos. Somos queridos amigos, socios y vecinos. Nuestra cooperación se cimenta en la confianza y el respeto mutuo”, afirmó el mandatario estadounidense en una comparecencia conjunta en los jardines de la Casa Blanca.

Se trata del primer viaje al extranjero del presidente mexicano desde que llegó al poder a finales de 2018, y se produce luego de la agresiva retórica de Trump contra el vecino del sur y su promesa de construir un muro fronterizo para evitar el paso de los inmigrantes.

López Obrador, quien llegó la noche del martes a Washington en un vuelo comercial, rindió homenaje ayer a los monumentos de los expresidentes Abraham Lincoln (1861-1865) y Benito Juárez (1858-1872) en la capital estadounidense.

Comercio
El objetivo central de la visita es celebrar la reciente entrada en vigor del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC) y fortalecer la alianza estratégica de nuestras naciones”, indicó el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, quien acompaña a López Obrador en su visita.

El T-MEC sustituyó al antiguo Tratado de Libre Comercio de América del Norte, TLCAN, que comenzó a funcionar en 1994. Este fue un pacto que recortó aranceles, eliminó la mayoría de las barreras comerciales y desató una explosión de comercio entre Estados Unidos, México y Canadá.

Sin embargo, algunos críticos, entre ellos Trump, se quejaban de que el TCLAN perjudicaba la creación de empleos en Estados Unidos y presidente presionó para un acuerdo renovado que redujera los incentivos para que las empresas se mudaran a México.

El T-MEC no representa un cambio revolucionario en el comercio regional ni garantiza que muchos estadounidenses reciban ganancias financieras. Más que nada restaura la certeza de 1,4 billones de dólares al año en el comercio de América del Norte y de esa manera podría proporcionar algún beneficio económico.

La revisión está diseñada para que el pacto refleje el aumento del comercio electrónico y otros cambios tecnológicos y para hacer más para alentar a las fábricas a trasladar la producción a Estados Unidos o mantenerla allí.

López Obrador y Trump esperaban que el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, acudiera también a la cita de Washington, pero declinó la invitación por compromisos nacionales. No obstante, se comprometió a visitar México lo antes posible, según comentó el presidente mexicano en Twitter tras una charla telefónica con el mandatario canadiense. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto:
Medios Públicos EP