El editor andrew rosenthal cuenta el porqué

5 editoriales de The New York Times pidieron levantar embargo a Cuba

- 18 de diciembre de 2014 - 00:00

El editor andrew rosenthal cuenta el porqué

El 13 de noviembre de 2014, el veterano periodista del diario The New York Times escribía: “Por primera vez en más de 50 años la situación política de Estados Unidos y Cuba es favorable para que se reanuden las relaciones bilaterales”.  

Estas líneas fueron rápidamente replicadas por el diario cubano Granma y otros medios internacionales.  Es “tiempo de reanudar relaciones, EE.UU.”, apuntó Rosenthal, quien anticipó en sus columnas que “hay un creciente número de voces en Estados Unidos que abogan por una mayor cercanía con La Habana”.

¿Sabía Rosenthal detalles sobre los 18 meses de negociaciones que otros medios desconocían? Fueron en total 5 editoriales en 5 semanas consecutivas en los que el New York Times pedía a Estados Unidos que le pusiera fin al embargo mantenido en la isla desde 1960. Además que retire a Cuba de su lista de países patrocinadores del terrorismo, y que restaure las relaciones diplomáticas de más alto nivel, ausentes desde 1961.

Hoy Rosenthal celebra el anuncio de restablecimiento de las relaciones diplomáticas, entre Cuba y EE.UU. Y precisamente cada una de las peticiones hechas por el periódico parecen que se concretaron.

Rosenthal asegura que el ‘inusual’ (calificado así por otros medios internacionales) apoyo a Cuba no era más que el reflejo de una postura del diario a través de los años.

Expresó en declaraciones a la BBC de Londres que el diario neoyorquino buscaba, a través de las publicaciones, “influenciar a los legisladores estadounidenses a medida que continúan contemplando las políticas sobre Cuba” y “fomentar reformas en la isla para empoderar a los cubanos comunes y corrientes y aumentar las libertades personales”.  

¿Puede un editorial influir en la Casa Blanca? Para muchos analistas, citados por la BBC, es poco fiable que un escrito incida en las decisiones de EE.UU. Pero todos concuerdan en que lejos de la influencia queda claro que la discusión y peticiones abonaron al debate.     

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: