Policías fueron heridos y un patrullero destruido en ataque

- 01 de junio de 2020 - 07:30
El vehículo oficial quedó incinerado tras la agresión a los policías.
Policía Nacional

En el sector Río Blanco, perteneciente a la ciudad de Cuenca, cinco policías fueron presuntamente emboscados y un patrullero destruido e incinerado.

El hecho se suscitó aproximadamente a las 19:00 del sábado 30 de mayo, cuando los uniformados del circuito Molleturo retornaban de atender un auxilio en Río Blanco. Los autores de este hecho criminal sería un grupo de resistencia antiminero, señalaron fuentes policiales.

La alerta fue dada por un comunero del sector en mención, a través de una llamada telefónica al Sistema Integrado ECU-911, quien informó que un vehículo de la Policía fue quemado y posterior lanzado a un precipicio.

Ante esta situación, aproximadamente a las 20:15 avanzó al lugar personal del eje preventivo, Unidad de Mantenimiento del Orden, Grupo de Operaciones Especiales, Policía Judicial y Unidad de Equitación y Remonta para llevar a cabo un operativo de rescate, ya que se trataría de un secuestro.

En el trayecto, por la vía Miguir-Cochapamba, siendo las 01:20 del domingo 31 de mayo, fueron ubicados 3 servidores policiales, quienes manifestaron que fueron víctima de un grupo antiminero.

Uno de ellos, comentó que al momento de acudir a un auxilio en Río Blanco, fueron interceptados por alrededor de 5 personas, quienes les amedrentaron, apuntándoles con armas de fuego, obligándoles de esta manera a bajarse a los cinco policías del vehículo de Estado.

Luego rompieron las ventanas del patrullero y lo arrojaron a un barranco de aproximadamente 200 metros.

En medio del incidente, los policías Bryan Francisco Cárdenas Chuquimarca y Bryan Raúl Córdova Aguaguiña huyeron por la maleza, mientras que el cabo segundo Alexander Antonio Guaicha Cando, y los policías Juan Pedro Girón Rosillo y Edison Romario Duchitanga Ojeda fueron retenidos, ultrajados, vejados, golpeados, despojados de sus uniformes, cinto policial, arma de dotación e incluso, por varias ocasiones, amenazados de muerte por parte de sus agresores.

Los gendarmes recibieron atención médica luego de ser rescatados. Foto Policía Nacional

El policía Cárdenas Chuquimarca, quien presenta un hematoma y una herida penetrante en el cuero cabelludo, luego de caminar aproximadamente 3 horas llegó a la entrada a Miguir. Ahí fue auxiliado por el dueño de un paradero, que le trasladó hasta la Y de Sayausi desde donde una ambulancia lo llevó al hospital de la localidad para que recibiera atención médica.

A eso de las 02:00 fue localizado y rescatado el policía Córdova, al fondo de una quebrada, con heridas en su mano derecha.

Los cinco servidores policiales, quienes fueron víctimas de ataque y tentativa de asesinato, presentan laceraciones y hematomas en todo su cuerpo. Así como lesiones de posibles impactos de perdigones.

Una vez rescatados, fueron trasladados de inmediato hasta el hospital del Río en la ciudad de Cuenca.  Al momento, 4 de ellos fueron dados de alta y solo el policía Córdova permanece hospitalizado por la gravedad de sus lesiones.

La Policía Nacional del Ecuador, a través de su Departamento de Defensa Institucional, ha presentado la respectiva denuncia para que se realicen las investigaciones respectivas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP