El policía que ayudó en el accidente al pequeño Derek estaba franco

- 12 de julio de 2020 - 12:37

"Hola Ramón ¿cómo estás? Queremos agradecerte por tu ayuda con Derek. Él se encuentra bien, pasando con mi familia, mientras su madre se recupera en la clínica... Mil gracias otra vez, el país está hablando de ti. Te lo mereces". Fue el mensaje que envió Cristian Anchundia, al cabo de policía Ramón Salazar, quien ayudó a un niño en un accidente de tránsito en Quito.

El servidor policial nunca se imaginó que los ciudadanos lo felicitarían por apoyar en una emergencia, a pesar de que se encontraba franco (libre).

Él es consciente de que en las redes sociales hablan de su apoyo, pero está convencido de que solo cumplió con su labor.

Lea también: 
Imagen de policía que consuela a niño tras accidente de tránsito se vuelve viral

El viernes 10 de julio, alrededor de las 17:00, el servidor se dirigía hacia su domicilio en Yaruquí (norte de la ciudad). En la avenida Simón Bolívar, a la altura de la curva de Guápulo, se percató de que había congestión.

Al notar que se trataba de un accidente, se bajó para ayudar. En el lugar ya estaban los paramédicos de Combate del Ejército. Se trató de un volcamiento con dos ocupantes: un niño y su madre, quien estaba atrapada en el vehículo.

Ramón llevó una navaja para cortar el cinturón y escuchó el llanto de un niño. Sin pensarlo, acogió al pequeño y lo cuidó hasta que se sintiera mejor.

"Si me pasara eso, quisiera que lo ayuden a mi hijo", reflexionó el agente, quien es padre de un niño de 4 años. Cuidar del pequeño no fue fácil. No solo porque el niño sufrió una herida en la pierna derecha, sino porque quería ver a su madre, estaba inquieto. Además, el menor hablaba en inglés.

"Lo levanté y lo puse en mi regazo; el niño temblaba, lo cubrí con una cobija y me senté con él", recordó. Como no había forma de calmarlo, un conductor le prestó a Ramón su teléfono y le sugirió que le muestre videos para entretenerlo. Derek se tranquilizó cuando vio videos de Paw Patrol. En ese instante, una doctora, también se bajó del vehículo y curó la herida en la pierna.

Luego de 40 minutos, llegaron los efectivos de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT), quienes colaboraron para que los carros no pasen sobre Ramón y Derek.

El agente, quien tiene 15 años de servicio y es docente en la Escuela Superior de Policía, se dio cuenta de que la situación estaba bajo control. Y decidió regresar a su ruta.

"Me siento honrado por la atención que generó esta ayuda. Solo puedo decir que la gente debe confiar en la Policía porque estamos para ayudar", expresó. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP