Martha fue violentada por amigos que conocía hace 2 años

- 18 de enero de 2019 - 00:00
La brutal agresión a Martha se produjo en un bar, que está ubicado en la avenida Tomás de Berlanga y Los Shyris. Tres socios eran dueños del lugar, uno de ellos participó de la presunta violación a la joven.
Foto: Archivo / El Telégrafo

La Intendencia de Policía clausuró el bar en donde se produjo la agresión sexual a la mujer de 35 años. La defensa de la víctima pide la máxima pena de 29 años para los tres detenidos. La afectada salió del hospital y se recupera. Los exámenes médicos legales establecieron varias agresiones en sus partes íntimas.

Martha (nombre protegido) tomó valor. El jueves 17 de enero habló con su abogado Christian Arellano y le dijo: “quiero llegar hasta las últimas consecuencias y que los agresores paguen”.

Hasta el jueves 17 de enero hubo miedo en la mujer de 35 años. Fue violentada sexualmente por tres hombres el domingo, cuando acudió a una fiesta en un bar en las calles Tomás de Berlanga y Los Shyris (norte de Quito).

Uno de los agresores cumplía años. Por ello, según el abogado Arellano, un grupo de siete jóvenes (tres mujeres, entre ellos Martha, y cuatro hombres) se reunieron para el festejo. Tenían previsto cocinar alitas.

Les faltó un ingrediente y por ello dos chicos salieron a comprar lo que les faltaba en la tienda. Otra mujer se quedó a solas, junto con Martha. Le brindaron un vaso con licor pero no aceptó.

Los dos chicos que salieron a la tienda solo se demoraron 10 minutos porque no encontraron el ingrediente. Regresaron y se fueron la chica que se quedó con Martha y dos más a comprar en auto.

Desnuda en una mesa de billar

Martha se quedó a solas con tres de los que consideraba sus amigos, a dos de ellos conocía hace dos años (el cumpleañero y el discjockey del bar, ambos hermanos) y al tercero se lo presentaron un día antes.

Sin embargo, antes de salir, una de las chicas que fue a la tienda escuchó una ducha abierta. Preguntaron por Martha, pero uno de ellos dijo que no la habían visto. Esa joven notó algo extraño y le contó al resto de los amigos en el trayecto hacia la tienda.

Por ello decidieron regresar enseguida. Al golpear la puerta, uno de los agresores abrió con la camisa y el pantalón desabrochados. Al verlos, la cerró. Pero los tres individuos la abrieron a la fuerza. Una de las chicas tiene rasguños en sus brazos por los empujones que recibió.

Al entrar encontraron a Martha desnuda sobre una mesa de billar. Estaba inconsciente. La reanimaron. Una de esas jóvenes llamó a otro socio del bar y le contó lo que pasaba. Decidieron informar al ECU-911 y denunciar.

La jueza Gloria Pinza impuso prisión preventiva en contra de Juan Andrés I., Jhon Alexander C. y Danny Paúl C., mientras dure la instrucción fiscal de 30 días.

Hasta el momento se encuentran en el Centro de Detención Provisional (CDP), pero en las próximas horas serán trasladados a la cárcel de Latacunga.

Los implicados tienen prohibido acercarse a la víctima, ya sea por amigos y familiares para amenazarla. Arellano contó que una persona intentó acercarse el miércoles a ella. Martha tiene una boleta de auxilio y la jueza dispuso atención psicológica.

El caso está a cargo del fiscal Christian Camacho, quien tomará versiones no solo de los implicados, sino también de los tres jóvenes (dos mujeres y un hombre) que ayudaron a Martha.

La Fiscalía considera que la versión de ellos será fundamental en el proceso.

Según el parte policial, al llegar los uniformados determinaron manchas marrones en el pantalón de uno de los procesados. Sin embargo, luego hallaron esas mismas manchas marrones en los pantalones de los otros chicos.

Además, los uniformados hallaron una botella de cerveza con sangre, al igual que un vaso y un palo de billar, que presumiblemente introdujeron en las partes íntimas de Martha.

La Policía detuvo a los tres chicos y encontraron la ropa interior de Martha en uno de los bolsillos del pantalón de estos agresores.

Uno de los implicados entregó el teléfono celular a los policías para que llamen a un familiar. Al dar la clave, las últimas imágenes y videos del teléfono reflejaban la forma brutal de la agresión.

En el parte policial se describió el estado etílico de los tres jóvenes.

Nuevas pericias médicas

Según Arellano, los agresores le brindaron a la víctima dos vasos presumiblemente con alcohol. Después de beberlos no recuerda nada.

Por ello, el abogado Fabricio Mena, quien también es defensor de Martha, no descarta que le pusieron alguna sustancia en su bebida para que pierda la conciencia.

Mena solicitará un testimonio ampliado de la agredida para evitar su posterior revictimización. Con esta versión, el jurista espera llegar a los tribunales. Además de exámenes psicológicos, de entorno social y un reconocimiento del lugar.

Múltiples desgarres

Según Mena, el informe médico ginecológico arrojó cinco desgarres a nivel anal y dos en la zona vaginal. Además, Martha tuvo varias lesiones a nivel de mamas y piernas.

Un examen preliminar psicológico determinó trastornos severos en la víctima a causa de la agresión. También se tomaron muestras de sangre e hisopados para saber si hay sustancia o licor en el cuerpo de Martha o líquido seminal de los agredidos.

Con estas pruebas, la defensa solicitará exámenes de ADN, que serán cotejados con los objetos (palo de billar, botella de cerveza y vaso) encontrados en el sitio donde se produjo la violación.

El reporte médico de los agredidos, en cambio, arrojó estado etílico, pero solicitarán exámenes de rasgos de personalidad y psiquiátricos.

Según el abogado, los detenidos podrían enfrentar hasta 29 años de prisión, porque hay agravantes como la filmación, así como que eran conocidos de la víctima.

La Intendencia de Policía clausuró el bar, que funcionaba en una casa de dos pisos con los vidrios polarizados.

Los vecinos del lugar señalaron que esta no es la primera vez que se conocen incidentes, ya que meses pasados hubo riñas en el lugar. Además, los vecinos se quejan de escándalos por personas en estado etílico.

Colectivos piden sanción

Estefania Chávez, integrante del colectivo Vivas nos queremos, cree que este es un caso en el que convergen varias problemáticas, entre ellas la violación colectiva con ensañamiento y crueldad.

Eso, a su criterio, llama a pensar en la crisis “en la que nos encontramos y que la violencia contra la mujer cobra matices atroces y terribles”.

Chávez considera que el sistema de justicia debe estar preparado para abordar esta problemática. Varios colectivos sociales alistan marchas. Una de ellas se realizará el domingo, en la tribuna de Los Shyris, a las 15:00.

El Patronato San José también organiza una para el lunes 21, a las 17:00. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: