'Clara' recupera a su hija robada después de seis años

- 13 de julio de 2017 - 00:00
Los agentes policiales informaron que la menor, de seis años, vivía en buenas condiciones.
Foto: cortesía

La madre tenía apenas 12 años cuando personas armadas le arrebataron a su bebé. La Policía informó que el alumbramiento fue producto de una violación.

‘Clara’ tenía 12 años cuando dio a luz a su bebé. Veintiún días después -21 de agosto de 2011- la amenazaron con armas de fuego y tras un forcejeo le arrebataron a su pequeña, cuando caminaba llevándola en sus brazos por la cooperativa Sergio Toral, en el noroeste de Guayaquil.

Seis años pasaron y, la madrugada de ayer, los agentes de la Dirección Nacional de Policía Especializada en Niños, Niñas y Adolescentes (Dinapen) localizaron a la menor, quien en los próximos días cumplirá seis años.

Un investigador manifestó que la niña vivía en el bloque 5 de la cooperativa Paraíso de la Flor, en el noroeste de Guayaquil. Las personas que la cuidaban presuntamente conformaban la banda conocida como ‘Los pillines’, que se dedicaba al expendio de estupefacientes, asalto a mano armada a personas y robo a domicilios.

El líder sería Francisco José L.M., uno de los cuatro detenidos. “Yo no sé nada, yo no sé nada”, repetía ayer cuando caminaba hacia un patrullero de la Policía, que lo trasladaría desde el Cuartel Modelo hasta la Unidad Judicial, situada en el centro comercial Albán Borja, en el norte de Guayaquil.

También fueron aprehendidos  Rosa Mariuxi L.G., Leonardo José L.C. y Diana Denisse M.A., todos son miembros de una familia. Hasta el cierre de esta edición aún no eran procesados.

El investigador agregó que se revisarán los documentos de identidad de la niña, pues se presume que fue inscrita con otro nombre.

“La madre está tranquila, pero se impactó cuando vio otra vez a su hija. Ella dice que los rasgos son parecidos a su progenitora, quien falleció cuando ella era niña”, informó el agente. Agregó que a ‘Clara’, luego de perder a su madre, la reclutaron para vender estupefacientes. Luego fue violada y como resultado quedó embarazada. Presuntamente esas mismas personas le arrebataron a la pequeña.

El operativo de rescate, denominado ‘Caso Esperanza’, empezó a las 02:00 de ayer e incluyó dos allanamientos en los que participaron personal de la Fiscalía de Guayas, el Grupo de Operaciones Especiales (GOE), la Unidad Móvil Antimotines (UMO) y personal de la Dirección Especializada en Violencia Intrafamiliar (Devif).

“La investigación empezó hace dos meses. Les podemos informar que la menor está en buenas condiciones. Tenemos el 90% de certeza que es la niña secuestrada en 2011, pero igual debemos hacer la prueba de ADN para tener la seguridad total. La madre será ingresada al Sistema de Protección de Víctimas y Testigos (SPAVT)”, informó Marcelo Tobar Montenegro, comandante de la Zona 8 de Policía, que comprende los cantones Guayaquil, Durán y Samborondón.

Francisco Freire, fiscal que intervino en la operación, confirmó que se harán pruebas de ADN y que la menor permanecerá en una casa de acogida donde recibirá atención integral.

Sanción establecida

El Código Orgánico Integral Penal (COIP) establece en el artículo 161 que la persona que prive de la libertad, retenga, oculte, arrebate o traslade a lugar distinto a una o más personas, en contra de su voluntad, será sancionada con pena privativa de libertad de cinco a siete años. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: