Uruguay y Chile sumaron el sexto empate en Copa

09 de julio de 2011 - 00:00

La selección de Chile se quedó a las puertas de la segunda fase de la Copa América, tras igualar ayer (1-1) con Uruguay que deberá sufrir hasta la última jornada del Grupo C para poder definir su futuro.

El combinado “celeste” comenzó mejor el partido y casi desde el inicio llevó peligro al área rival frente a una defensa chilena que en la primera mitad se mostró nerviosa e insegura.

Forlán, encargado del cobro de todas las faltas de su equipo pero pocas veces con su reconocida puntería, puso un balón en el punto penal donde se produjo un entrevero salvado con angustia por la defensa “roja”.

La primera jugada clara de gol la tuvo Suárez (18’) cuando tras recibir un pase de Cavani quedó cara a cara con Bravo, pero remató  desviado. El delantero del Liverpool se lo falló y los cerca de 35.000 chilenos presentes en el estadio respiraron aliviados.

En esa primera mitad la selección “araucana” extrañó al volante Matías Fernández, quien no estuvo por lesión y Alexis Sánchez fue bien controlado por los jugadores uruguayos.

Fue entonces que Vidal con un tiro potente, pero algo elevado, y Suazo buscando por todo el frente de ataque, pero habilitando más a sus compañeros, sacaron la cara por la “rojita” de Claudio Borghi.

A los 30’ llegó una nueva emoción para los “celestes” cuando Forlán conectó de cabeza aunque débil un centro desde la derecha.

El cierre del primer tiempo fue para Chile que pareció despertar tras una jugada fortuita, cuando el defensa uruguayo Coates restó un balón en un lateral y casi en el medio de su campo, la pelota pegó en Isla, cobró altura y cuando parecía que se metía en la valla pegó en el larguero. Ahí fueron los casi 6.000 seguidores uruguayos quienes pasaron un susto.

El segundo tiempo ganó en emotividad y tuvo a los chilenos como dominadores. Jiménez exigió a Muslera, tras un rebote y fue el primer aviso para el portero uruguayo.

La apertura para Uruguay llegó en una jugada de Suárez que limpió rivales por la izquierda, pasó al centro del área y Álvaro Pereira, que volvió al once titular, remató solo y por bajo.

Al verse en desventaja Chile salió a buscar el empate y apareció su figura, Alexis Sánchez. El habilidoso jugador, aún del Udinese, comenzó a complicar a la defensa “charrúa” y en una arremetida, tras buena pared y aprovechando un resbalón de Pereira, colocó el balón junto al poste izquierdo de Muslera. Gran gol. Chile se creció, alentado por sus seguidores.

Muslera paró un cabezazo de Jiménez que llevaba destino de gol y poco después fue Jara quien le quemó las manos al portero uruguayo con un remate potente desde larga distancia que rechazó el meta con los puños.
Los uruguayos se cerraron en defensa y el final del partido tuvo a la “roja” como  dominador y a los “celestes” reforzando el centro del campo para mantener un empate sufrido que los dejó con calculadora en mano.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: