El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Mié.1/Dic/2021

Actualidad

Tendencias

No se sabe cuáles serán las consecuencias

La emergencia solo rige en San Cristóbal

No se sabe cuáles serán las consecuencias
21 de mayo de 2014 00:00

A pesar de que la declaratoria de emergencia por la encalladura del buque carguero Galapaface solo rige en las costas de la isla San Cristóbal, esto no afectará al turismo de la Reserva Marina Galápagos, según aseguró el Ministerio del Ambiente.

La Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG), que administra la reserva marina y terrestre de la región, decidió suspender de manera temporal el acceso a las playas Punta Caracola y Cerro Tijeretas,  por considerar que se encuentran en una zona de influencia de eventual riesgo.

“La DPNG mantiene el monitoreo permanente y hasta el momento solo se han evidenciado impactos menores, como la alteración del movimiento del fondo marino, debido al casco encallado”, dijo una vocera de la entidad.

Por el momento se han iniciado  acciones para reflotar el buque carguero, con la ayuda de quince personas de la empresa contratada para retirar la embarcación que encalló el pasado 9 de mayo.

Hasta ahora no se sabe cuáles son las consecuencias que dejará el buque en la zona, ya que eso se definirá en un monitoreo posterior (una vez que haya salido la nave) y con los resultados de los análisis de agua que están realizando los laboratorios certificados, aseguró la portavoz de la DPNG.

Por el momento no se han informado cuáles son las acciones que se tomarán para evitar situaciones adversas. “Sin embargo, al interior del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) se han analizado algunas medidas que en su momento, posiblemente, serán informadas”, dijo la responsable de Comunicación de la entidad.

Un vocero de la empresa Galapaface aseguró que se han realizado todas las acciones posibles para evitar un desastre medioambiental, y que están trabajando en conjunto con el Gobierno Nacional para prestar la ayuda necesaria que logre el retiro del buque carguero de la zona.

Las autoridades aseguran que hasta el momento no hay un impacto al ecosistema. Foto: Cortesía
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado