Una tendencia política vinculada al problema

09 de enero de 2013 - 00:00

La autorización para construir el ducto que pasa por la vía a la costa y la posterior población del lugar tiene un mismo personaje: el Partido Social Cristiano. Así lo muestran las fechas y las documentaciones existentes.

A pesar de que en 1988 ya estaba restringida la población de zonas cercanas al ducto, el Cabildo porteño, el 20 de diciembre de 1995, emite la Ordenanza del Esquema Urbano de Guayaquil, que es con la que se empieza a poblar más la zona.

“Esta lo firmó el (mismo) alcalde (León Febres-Cordero) que en 1988 (como presidente) sabía que por ahí circula el poliducto de transporte de hidrocarburos, el Municipio sabía que al cambiar el uso de suelo estaba posibilitando poblar esa zona”, precisó el asambleísta Rolando Panchana, quien investiga el origen de la pugna entre los residentes de las 27 ciudadelas de la zona y Petroecuador.

En el período de Jaime Nebot, en 2010, se crearon ordenanzas en las que se plantean que las  áreas atravesadas por poliductos mantendrán franjas de servidumbre conforme a las normas legales, con las que el Cabildo reconoce el área del poliducto, pero no aclara que no se puede construir.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: