EL MUNICIPIO HA RECIBIDO ALGUNAS OBSERVACIONES POR EL TEMA AMBIENTAL

El manejo de la basura sigue siendo un problema

- 03 de mayo de 2016 - 00:00
Frente al Parque Metropolitano, en el noroeste de Guayaquil, se ha formado un botadero.
Foto: José Morán / El Telégrafo

Las esquinas de Guayaquil son utilizadas como botaderos. La urbe produce 3.969 toneladas de desechos al día.

Un adulto y un joven hurgan en un contenedor de basura colocado frente al Parque Metropolitano de Guayaquil (en el noroeste). Ambos recolectan materiales de plástico y vidrio en una bolsa. Para lograrlo deben permanecer bajo el intenso sol, entre los hedores de basura descompuesta.

Los transeúntes se tapan las narices cuando pasan por allí. Los malos olores son insoportables. En el sector existen restos esparcidos. Ese solo es uno de los puntos de la ciudad donde hay problemas con el manejo de los desperdicios.

La contaminación se repite en Mapasingue Oeste. En la avenida sexta, entre la calle segunda y la tercera, el parterre se ha convertido en el botadero de algunos habitantes y transeúntes del área.

Esto ocurre a pesar de que cerca se encuentra un centro de acopio de desechos sólidos no peligrosos, el cual está abierto de 06:00 a 18:00. De acuerdo con uno de los trabajadores, los residuos son llevados al relleno sanitario.  

Alfredo Parrales se queja de los vecinos que, en lugar de colocar los residuos en los puntos de recolección, ensucian las calles. El ciudadano recomienda a las autoridades locales que sean más severas con las sanciones y se impongan multas altas. La contaminación del espacio público es repetitiva. En la vía Perimetral hay llantas que han sido abandonadas cerca del estero.

En un seguimiento efectuado desde inicio del año, un equipo periodístico de EL TELÉGRAFO constató que nadie ha eliminado ese tipo de elementos. Según las cifras oficiales, la ciudad produjo en el último año 1’446.726,84 toneladas (t) de desechos sólidos: 3.963 t por día.

El catedrático Nelson Olaya Yagual, quien en la década del 90 efectuó una investigación sobre la crisis de la basura en la ciudad, recomendó a la concesionaria Puerto Limpio que tenga más acción en su relación con la sociedad o en la participación social. Al ser consultado en un reportaje anterior, expresó que  se podría colocar contenedores en algunos sectores. “En la Sierra hay unos pequeños, que tienen un pedal para alzar la tapa y que son herméticos. Funcionan bien”.

Observaciones ambientales

En los últimos años se han efectuado varias observaciones ambientales al Municipio de Guayaquil.

En 2013, el Ministerio del Ambiente (MAE) sancionó al Cabildo por haber hallado 34 inconformidades mayores, 4 menores y 6 observaciones en procesos de regularización ambiental y control. Entonces, la cartera de Estado encontró irregularidades, como la emisión de ordenanzas para las actividades de minería y estaciones base celulares, que no tenían concordancia con la normativa ambiental nacional.

Tras dos meses de suspensión de la acreditación, el MAE levantó la medida una vez que la administración municipal cumplió con las disposiciones establecidas. “El Cabildo municipal no puede emitir licencias ambientales a sus propias obras, es decir, actuar como juez y parte, como se lo venía haciendo”.    

Asimismo, el 7 de abril de este año la Fiscalía reconoció el lugar donde se ejecuta el Proyecto de Tratamiento de Aguas Residuales Mediante la Tecnología de Pantanos Secos Artificiales del Sistema Javier Salitral-Puerto Azul. La visita fue parte de las acciones legales que el MAE comenzó contra la concesionaria de agua potable y alcantarillado Interagua. La cartera de Estado denunció hace varias semanas que la empresa produjo afectación en el ecosistema de manglar dentro del área protegida Reserva de Fauna Manglares El Salado.

El MAE explicó que en 2013 otorgó a la empresa una licencia ambiental para que trabajara en 2,5 hectáreas, sin embargo, mediante inspecciones hechas en marzo, detectó que “el proyecto excede dicha superficie permitida (aproximadamente 6 ha), la cual se relaciona con remoción de suelos, implementación de relleno y disposición de desechos comunes en el manglar”.

Finalmente, hace pocos días trascendió que se estaría efectuando una auditoría a la gestión ambiental del Cabildo guayaquileño.

En uno de los puntos, según un documento al que tuvo acceso este medio, habría irregularidades en el manejo de fichas ambientales relacionadas con los proyectos de operación de algunos centros de acopio temporales de desechos sólidos no peligrosos.

Incumplimientos de los tiempos establecidos para la revisión de fichas, anexos incompletos y falta de fechas en ingresos de documentos ambientales serían algunas faltas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: