Socialcristianos se “autorretratan” en mural pagado con fondos públicos

15 de octubre de 2013 - 10:49

Los primeros días de octubre, el Municipio de Guayaquil presentó públicamente el mural “Reales Astilleros”, ubicado bajo el paso a desnivel que divide la av. Pedro Menéndez Gilbert, al norte de la ciudad.

La obra intenta detallar el trabajo de los astilleros coloniales en Guayaquil, sin embargo cuando los visitantes empezaron a observar con mayor detalle la obra pictórica se percataron que las figuras que aparecen en la misma no son “patricios de la corona”, sino funcionarios vinculados al cabildo de Guayaquil y miembros activos del Partido Social Cristiano (PSC).

Es así que se pudo constatar que en la obra realizada por el pintor y muralista Juan Pablo Toral se notan a varios “modelos” vinculados a la tienda política. Uno de ellos es Carlos de Tomaso, jurista y asesor legal de Jaime Nebot.

El exsecretario municipal y actual asambleísta del PSC, Henry Cucalón, es otro de los retratados en este mural.

Y quizás uno de los “modelos” más notorios es el gerente de la Empresa Municipal, Andrés Roche, quien luce como un “noble” que supervisaba la construcción de los barcos en la época de la colonia.

Este nuevo mural recuerda al que luce en el techo del Salón de la Ciudad, en el Cabildo, en el que aparecen el exburgomaestre León Febres Cordero entregándole el mando de la Alcaldía a Jaime Nebot, mostrándose como los renovadores de la urbe.

Estos “autorretratos” fueron criticados el pasado lunes por la ministra de Transporte y Obras Públicas, María de los Ángeles Duarte, quien arremetió contra Roche por aparecer en este mural.

El funcionario municipal, a través de una carta en Twitter, indicó: “Sobre el mural, el que está plasmado no soy yo, pues; no es un retrato. El artista usó mi rostro como el de otros amigos y familiares de su entorno en un mural. Pero si la Ministra sueña conmigo le puedo ahí sí enviar mi retrato”.

El exasambleísta socialcristiano, utilizando la misma red social, también afirmó que “Juan Pablo Toral es mi dilecto amigo, si tomó como modelo mi rostro lo hizo dentro de su libertad y licencia artística”.

Finalmente aseguró: “El que está plasmado ahí no es Andrés Roche, pues no es mi retrato! Es un mural; el que aparece ahí es una persona de la época”.

 

 

 

 El contrato que firmó el artista Toral con la Comisión Ejecutiva de Guayaquil Siglo XXI para la  elaboración de una serie de murales fue de 200.000 dólares, según varias publicaciones de prensa.

Artista defiende su elección de modelos

Juan Toral afirmó -en un texto enviado a medios de comunicación- que "la decisión de utilizar a estas personas (Roche, Cucalón y De Tomaso) y otros más, como modelos para la elaboración de los cuadros obedece únicamente a una decisión personal y estética, pues sus fisonomías daban para la recreación escenográfica necesaria para los personajes de la obra, indicando también que con los mismos guardo una entrañable relación de amistad, de vieja data, así como también fueron pintados familiares, colaboradores cercanos, y personas contratadas inclusive.

En la misiva, el artista asegura que "quiero dejar también aclarado, que las decisiones tomadas en torno a la composición de la obra pictórica, es única y exclusivamente de mi autoría, la misma que no requería aprobación de nadie, por cuanto obedece únicamente a mi criterio, y conocimientos artísticos e históricos".

 VER ACLARACIÓN DE ARTISTA

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: