Guayaquil tendrá un megacentro contra adicciones

- 23 de enero de 2019 - 00:00
Raúl Ledesma, gobernador del Guayas, y la ministra Verónica Espinosa presentaron el plan operativo para mejorar la salud mental de los consumidores.
Foto: Karly Torres / El Telégrafo

El Gobernador del Guayas anunció la suspensión de la clausura de los centros de rehabilitación, que deben regularizarse hasta en 90 días.

La edificación de un complejo de rehabilitación para personas que consumen drogas en Guayaquil y suspender la clausura de los centros que funcionan de forma irregular son parte de las acciones emprendidas por dos instituciones del Estado para tratar el problema.

El anuncio lo hicieron el martes 22 de enero la ministra de salud, Verónica Espinosa, y el gobernador del Guayas, Raúl Ledesma. Ellos presentaron el plan operativo para mejorar el acceso a los servicios de salud mental para personas con consumo problemático. Esto luego del incendio ocurrido en uno de estos sitios que cobró la vida de 18 personas.

Según Ledesma, la decisión de suspender momentáneamente la clausura de los centros irregulares se da luego de dialogar con 100 propietarios, que se comprometieron a ingresar a un proceso severo de regularización administrativa, técnica y de salud.

“Hemos acordado revisar requisitos que pudiésemos facilitar. Los centros que no sean parte serán catalogados como clandestinos y se aplicarán severas sanciones”.

El proceso tomará entre 30 y 90 días por lo que pidió que otros propietarios de estos espacios se acerquen. Además aclaró que continuarán los controles por parte de la Agencia de Aseguramiento de la Calidad de los Servicios de Salud (Acess), Ministerio de Salud, el Cuerpo de Bomberos y el Municipio de Guayaquil.

Un megacentro

La ministra Espinosa reconoció que existe una insuficiente oferta de servicios de salud. En ese contexto anunció la construcción del centro integral de atención para el consumo problemático de alcohol y otras drogas es una realidad.

Lo dijo luego de recibir la primera asignación para iniciar los estudios de la obra. El lugar, que recibirá a hombres y mujeres, tendrá capacidad para atender 7.000 personas y contará con distintas modalidades: ambulatorio, intensivo, internamiento y hospitalización.

La funcionaria indicó que su construcción tendrá un financiamiento de $ 14 a $ 15 millones y que su operatividad se prevé en dos años. “Será el complejo más grande del país y podrá atender de manera suficiente la demanda que existe”. Sin embargo recordó que en el país hay 12 centros de rehabilitación públicos.

Aseguró que desde esta semana se pondrá en marcha el plan operativo que busca captar, ya sea por demanda espontánea o a través de llamadas a la línea 171, a jóvenes y adultos que sufren de consumo para que inicien la desintoxicación.

Asimismo, Ledesma adelantó que la Policía Nacional trabajará en un programa  para tener barrios libres de drogas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: