La cnel informó que investigará los inconvenientes y derivará los casos que sean competencia del Cabildo

La falta de alumbrado público genera inseguridad en el noroeste de Guayaquil

- 09 de noviembre de 2017 - 00:00
La iluminación se limita a los locales comerciales en los alrededores de la ‘Entrada de la 8’.
Foto: William Orellana / EL TELÉGRAFO

Los habitantes de la entrada de la 8, Bella Visión, Peca y Florida se quejan de los peligros que enfrentan por la oscuridad, especialmente en la transferencia de buses urbanos.

El sol cae y empiezan los problemas en tres sectores urbanos de Guayaquil, ubicados en los tramos norte de la vía a Daule y Perimetral, por la falta de alumbrado público que ocasiona el incremento de los índices delincuenciales.

Según los habitantes de los sectores afectados, los inconvenientes tienen meses sin que la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL) o el Municipio de Guayaquil implementen nuevas luminarias.

Dos de las situaciones detectadas por este diario se dan en la vía Perimetral, a la altura de la av. Casuarina (km 26) y la calle Modesto Luque (km 26,5). En el primero de los casos los vecinos señalan el paso elevado construido por el Cabildo entre 2012 y 2013.

La parte baja de la estructura se ha convertido, según Jorge Haro, de la ‘Entrada de la 8’, en el punto de encuentro de consumidores de drogas, trabajadoras sexuales, transexuales y pandilleros pese a que la Policía patrulla regularmente. “A cada momento los tienen que echar”.

También cuestionó que el puente no tenga la misma iluminación que el inaugurado este año en la Av. de las Américas. Si bien no existe deficiencia en la semaforización, “sigue siendo inseguro porque es difícil pasar por el sitio”.

El problema se extiende a las aceras de la av. Casuarina, donde los postes de alumbrado público, en plena zona comercial, no funcionan. Esto motiva a los propietarios de negocios a cerrar temprano.

Jairo González, quien tiene un negocio de comida en la peatonal más cercana a la vía Perimetral, comentó que parte de la zona es de difícil acceso porque no cuenta con pavimentación. “Los ladrones pueden aprovecharse de eso... Y es mejor no arriesgarse”.

Apenas medio kilómetro hacia el norte, la situación resulta más compleja por las calles empinadas que rodean el intercambiador que está a la altura de la Modesto Luque. Incluso, durante el día, el espacio que queda debajo de la vía elevada es oscuro por lo cerrado del espacio.

“Ni se diga durante la noche, no hay cómo circular, ni en bicicleta”, comenta Alfredo Campo, de la cooperativa Bella Visión, quien administra una tienda. Precisó que mientras en la parte superior fallan las luces de los postes, en la inferior nunca hubo ese servicio.

El ciudadano, quien habita en la zona hace 20 años, manifestó que no solo siente temor por los asaltos, sino también al cruzar la transitada calle. “A veces, los carros no respetan los semáforos y tampoco alcanzan a notar a tiempo que alguien está cruzando”.

El punto mencionado sirve como conexión entre los sectores Paraíso de la Flor (hacia el oeste) y Bastión Popular (al este). El tránsito es regular la mayor parte del día, pero aumenta considerablemente en las horas pico debido a la cantidad de negocios y empresas, tanto del sector como de las zonas aledañas.

Mientras que entre los km 7 y 8 de la vía a Daule, cerca de Florida y Florida Norte, y km 12,5 (Peca) también existen observaciones por las deficiencias de la iluminación pública.

En la manzana 6718 de Florida, Ana Jiménez aseguró que el movimiento en las calles principales contrasta con el de las peatonales que dan hacia la vía a Daule. “Acá es más botado, lo único bien iluminado en las noches es el parque”.

En tanto, las luminarias que están cerca del paso a desnivel del sector no funcionan. Jiménez indicó que el problema existe desde que la estructura fue construida  hace casi 2 décadas.

El Departamento de Comunicación de la CNEL, a través de una carta, puntualizó que la vía Perimetral es atendida por el departamento de Alumbrado Público del Cabildo, pero que se le enviará un comunicado sobre el particular.

En cuanto a la calle Modesto Luque se corregirán los desperfectos que se observen en las luminarias de la CNEL. Mientras que la vía a Daule “también será supervisada por cuanto hay que determinar el sector considerando que existen en el sitio postes y lámparas a cargo de la Municipalidad y la CNEL”. (I)

En el sector de Peca la oscuridad es aprovechada por las personas de la calle para instalarse bajo el paso a desnivel. Foto: William Orellana / EL TELÉGRAFO

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP