La Empresa contratada por el cabildo realiza la limpieza desde hace 11 años

La contaminación del estero ‘gana’ la batalla a las gestiones seccionales

- 20 de mayo de 2014 - 00:00
En el estero Cobina (a la altura del Guasmo Sur) hay tramos donde se observa la basura flotando en el agua y contaminando las orillas. Fotos: José Morán│El Telégrafo

La Empresa contratada por el cabildo realiza la limpieza desde hace 11 años

La recolección de desechos que el Municipio de Guayaquil realiza en los afluentes del estero Salado todavía no abarca a todos los sectores por donde circulan los ramales.

En el Guasmo Sur, La Chala y Cristo del Consuelo se observa basura orgánica e inorgánica (plástico, foamix, espuma sintética...) en las riberas y flotando sobre la corriente. En la cooperativa Proletarios Sin Tierra (Guasmo Sur), los vecinos desconocen que hay una empresa (Visolit) contratada por el Ayuntamiento, desde 2003, para que elimine los residuos.       

Roberto Zambrano, residente del barrio, se queja de que en las manzanas 2 y 3 hay una entrada del estero Cobina en donde se acumula basura proveniente de la Molina Defranc, Paquisha y 25 de Julio (en el sur). El ciudadano, quien habita cerca de 2 décadas en el sector, recuerda que ninguna administración se ha encargado de limpiar el lugar: “Ni de sancionar a quienes ensucian aguas adentro”.

Los esteros Cobina, Puerto Lisa, Mogollón, Las Ranas y del Muerto, que atraviesan el sur y suburbio oeste, son zonas actualmente intervenidas por el Ministerio del Ambiente (MAE).

Un inconveniente que se observa en el sur es que un puente que pasa sobre Las Ranas -que conecta el Cristo del Consuelo con Los Claveles- impide el tránsito de las embarcaciones de Visolit. La contaminación que hay sobre el espejo de agua, según Mercedes Caicedo, no solo la originan las personas del sector, sino también de otros barrios cercanos.

Aunque conoce la advertencia de las autoridades del MAE, aún no se ha visto patrullaje por la zona. Por ello, indica, algunas personas “se sienten en libertad de seguir botando basura al estero”.

El personal de la empresa Visolit limpia las riberas del estero Puerto Lisa, cerca de la Chala.

Mientras que en La Chala, por donde pasa el estero Puerto Lisa, se presentan problemas entre moradores porque algunos aún arrojan desperdicios al espejo de agua.

Moradores del lugar denuncian que para evitar las sanciones, existen quienes pagan hasta $ 0,50 a menores de edad, para trasladar los desperdicios que, finalmente, terminan en el estero Puerto Lisa.

Las personas aludidas, quienes prefirieron el anonimato, se defienden explicando que lo que solicitan es que las fundas con desechos sean trasladadas al punto donde pasan los recolectores de Puerto Limpio.

En el sector, los vecinos dejan la basura en las veredas y en la orilla del estero. Puerto Limpio se encarga de recoger la basura en las calles de la zona, mientras que el personal de Visolit desarrolla la misma labor en las orillas del estero.

Por otra parte, los comités barriales organizan mingas para que participe la comunidad, pero “existe poco apoyo a la causa”, afirma la vecina Verónica Yagual.

Regularmente, añade, ocurren problemas porque se les llama la atención a las personas que botan basura al estero. “Insultan y sacan sus fundas durante el día”.

Se calcula que existen 80 mil familias viviendo en las riberas del estero Salado intervenidas por el MAE. Hasta 2017, se estima que serán reubicadas 8 mil familias y concluirá el rescate del ecosistema.

La ministra del Ambiente, Lorena Tapia, manifestó que se realizarán permanentes recorridos de vigilancia y control en las riberas de los ramales interiores del estero Salado, para mitigar su contaminación.

Entre las comunidades que son vigiladas se encuentran la isla Trinitaria, Las Malvinas, Cristo del Consuelo, suburbio oeste (Puerto Lisa, La Chala, Cisnes I y II, Batallón del Suburbio, entre otros).

El Código Penal contempla multas desde los $ 44 hasta los $ 88, así como prisión de 5 a 7 días para quienes contaminen el Salado.

La labor será ejecutada por técnicos del Proyecto Guayaquil Ecológico, técnicos de la Dirección Provincial del Ambiente de Guayas (DPAG) y personal de resguardo de la Policía Nacional.

Esto se suma a otras iniciativas como la oxigenación del afluente, impulsada por la cartera de Estado, en 6 puntos (2 en el norte y 4 en el sur), labores de limpieza y trabajos de reforestación. El MAE también coordina su labor con la cartera de  Salud para monitorear los efectos de la contaminación.

Por su parte, el Cabildo, a través de la empresa Visolit, recoge 3 mil fundas diarias de basura, tanto del estero Salado como de sus orillas, lo que significa 400 toneladas mensuales de desechos, según cifras de la entidad.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: