Red de Inversionistas Ángel prevé incrementar el acceso al financiamiento de los emprendimientos

81 mujeres de la Isla Trinitaria se autosustentan con manualidades

- 17 de enero de 2016 - 00:00
El curso de manualidades duró alrededor de un semestre y participaron más de 40 alumnos.
Foto: Eduardo Escobar/El Telégrafo

Alumnos de la Universidad Estatal de Guayaquil capacitaron a las féminas con el objetivo de que generen sus propios ingresos económicos y fuentes de trabajo.

Mejorar las condiciones de vida y la economía de 81 mujeres de la Isla Trinitaria, en el sur de Guayaquil, fueron los objetivos del Proyecto de Fortalecimiento Económico Decoración, Manualidades y Arreglos para todo tipo de eventos, que realizaron alumnos de la Facultad de Ciencias Administrativas de la Universidad Estatal de Guayaquil.

Otto Villaprado, decano de la Facultad, explicó que el curso de manualidades duró alrededor de un semestre y participaron más de 40 alumnos. “Lo que buscamos con esta iniciativa es que las participantes se autosustenten, es decir que generen sus propios ingresos económicos y que no sean dependientes de un puesto de trabajo, y si a alguna de ellas le va bien puede formar microempresas y generar fuentes de trabajo”, mencionó.

Sin embargo, el apoyo no queda ahí, Villaprado acotó que se dará seguimiento a las iniciativas, es decir se monitoreará constantemente para saber cuáles son las que se quedan en el camino y cuáles las que continúan “para apoyarlas, y así saquen más productos” al mercado local. Comentó que este tipo de negocio necesita un mínimo de $ 400 de inversión, para la compra de herramientas básicas, que no son productos de reciclaje. “Además, no necesitan un local, porque lo hacen desde la misma casa, pero con ese flujo de $ 400 ellas tranquilamente pueden tener un ingreso mensual de 200 a 250 dólares que son significativos”, señaló Villaprado.

Una de las participantes que ya piensa en tener su propio negocio es Yadira Barre, de la Cooperativa 22 de Abril, de la Isla Trinitaria, quien comentó que habló con su esposo para tratar de acceder a un crédito y así hacer realidad su emprendimiento. “La capacitación que nos han brindado los chicos de la Universidad ha sido excelente, ya que ellos han hecho un esfuerzo para enseñarnos estas manualidades”, indicó.

La idea de Barre es que con su futuro negocio pueda aportar en los gastos de su hogar y sacar adelante a su familia, principalmente a su pequeña hija.

Aquella idea la piensa seguir Betty Jurado, quien vive por la Cooperativa 24 de Mayo, en la Isla Trinitaria. Ella comentó que este curso “ha sido importante porque nos distrae; aprendemos cosas nuevas y nos incentiva a tener un pequeño negocio”.

Lo primordial de este tipo de iniciativas es que no quede en solo capacitación, sino que se convierta en un proyecto microempresarial, que sea una propuesta de desarrollo de la comunidad, y que beneficie a sus familias. Los microempresarios señalaron que para potenciar sus negocios necesitan de financiamiento.
Inversionistas ángeles

En Espae Graduate School of Management de la Espol ha empezado a funcionar la Red Ecuatoriana de Inversionistas Ángel, Ángeles-Ec, capítulo Ecuador, del proyecto Xcala, a cargo del profesor Roberto Palacios. Xcala nació de una alianza entre el Instituto de Estudios Empresariales de Montevideo (IEEM) y el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN-BID) y tiene por objetivo incrementar el acceso al financiamiento de los emprendimientos dinámicos a través de las redes de inversores ángeles en la región.

Palacios explicó que la Red es un grupo de inversión y como tal, de forma independiente, pueden invertir como accionistas o acreedores de cualquier emprendedor. Los tamaños típicos de inversión en una Red Ángel andan entre los $50.000 y $ 200.000. Sin embargo, se pueden dar inversiones en niveles de $10.000 y mayores que $ 200.

En Ecuador estamos construyendo este mundo que apoya al crecimiento económico de los países. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: