FEF pide celeridad a la Asamblea para ley contra la violencia

- 22 de mayo de 2018 - 00:00
La terna arbitral, liderada por Carlos Orbe, salió a la cancha con un cartel pidiendo respeto a su profesión.
Foto: API

Los actos violentos que se dieron en diferentes torneos de divisiones formativas del país generaron la reacción de los dirigentes de la Ecuafútbol, gremio arbitral y clubes.

La agresión al árbitro Marcos Villacís en un encuentro de la categoría sub-18, y la pelea entre el presidente de un club y un periodista, encendieron las alarmas en lo más alto de la dirigencia del fútbol local a tal punto que han pedido a la Asamblea Nacional celeridad en el tratamiento de la Ley de Violencia en los Estadios.

Carlos Villacís, presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), conversó vía telefónica con la titular de la Asamblea Nacional, Elizabeth Cabezas, para solicitar mayor celeridad en el estudio y en la aprobación de la ley.

“No vamos (la FEF) a bajar los brazos en nuestra lucha contra la violencia en los escenarios deportivos, donde se practica el fútbol en el país”.

El presidente de la FEF, quien calificó la agresión que sufrió el juez Villacís como “barbarie”, tenía prevista una reunión con el presidente de la Comisión de Arbitraje, “Pepe” Mosquera, y el titular de la Asociación de Árbitros de Ecuador, Luis Muentes.

“Desde el primer momento expresamos nuestro respaldo al gremio arbitral, pues este tipo de barbaries no se pueden dar, más aún tratándose de categorías formativas”.

La agresión al juez central se dio el sábado pasado en el partido -del torneo sub-18- entre Aucas y U. Católica. Ese día el director técnico de la “Chatoleí”, Adolfo Monsalve, golpeó al árbitro luego de que  sancionara un penal a favor de los “orientales”.

Hasta ayer, el pedido del gremio arbitral, presidido por Muentes, era no presentarse al partido entre Aucas y la U. Católica -por el torneo de la serie A-. Además, solicitan  que la FEF expulse al club “camaratta” del campeonato de la categoría sub-18.

“Esperamos que U. Católica sea excluido del campeonato sub-18, así como se hizo con el club Santa Rita. Es lo mínimo que esperamos”.

Mosquera, presidente de la Comisión de Arbitraje, hasta la mañana de ayer buscaba una salida para que los juegos se realizaran. Pero Muentes, cerca de las 11:00, confirmó que los jueces no viajaron a la ciudad del compromiso.

En una entrevista con radio Súper K-800, Muentes aseguró que esta medida se la tomó al no sentir el respaldo de los dirigentes.

“Hasta ayer,  al mediodía, no recibíamos la llamada de nadie. Pero cuando hicimos conocer nuestra postura, entonces ahí sí nos llamaban los dirigentes. Eso es hipocresía”.

A las 11:30, Muentes llegó a  la FEF para confirmar que ningún árbitro se presentará al cotejo de esa noche en Quito. “Ya estamos cansados. Los únicos que arriesgamos nuestras vidas en la cancha son los compañeros árbitros”.

La dirigencia de la U. Católica informó que sancionó a los involucrados en la agresión y que se solidariza con los árbitros. Por su parte, el DT Monsalve ofreció disculpas  por lo sucedido y aseguró que se encuentra afectado. Además, reconoció que “nada justificará” su error.

Manjarrez se defiende
El presidente de El Nacional, Tito Manjarrez, aseguró que él solo se defendió ante los supuestos insultos recibidos por parte del comunicador Luis Baldeón, en uno de los partidos de las formativas de los “puros criollos”.

“Él me respondió agresivamente y me sacó gas pimienta. Me insultó con gruesas palabras y me dijo: No te pego porque eres anciano”.

Manjarrez recibió el apoyo del dirigente de Liga de Quito, Esteban Paz, que en su cuenta de Twitter destacó su gestión en El Nacional.

“Tito Manjarrez es un gran dirigente y una persona honorable. Veo su permanente esfuerzo para lograr sacar adelante a su club (El Nacional). No se merece la persecución permanente del que es objeto por intereses propios. Mi solidaridad con él y toda su familia”. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: