Estacio llegó a pie a Quito por su hijo

- 10 de octubre de 2019 - 00:00
José Morán / ET

Silvano salió la tarde del lunes para firmar el documento que legaliza la salida de su hijo del país para que juegue el Mundial Sub-17

Silvano Estacio se convirtió en un héroe para su hijo, quien está en Quito con la selección ecuatoriana sub-17. El lunes dejó a un lado su comodidad y seguridad para viajar hasta la capital en pleno paro de transportistas.

En Quito, Silvano (padre) tenía que firmar la documentación para que su hijo pueda salir del país, al ser menor de edad.

Junior integra  la selección sub-17 que disputará el Mundial de la categoría en Brasil desde el próximo 26 de octubre. “Solo tenía plazo hasta el martes para firmar esos papeles, por eso decidí tirarme al ruedo y viajar”, señaló el progenitor.

Estacio -quien juega en el club Chacaritas de Pelileo- reside en la ciudad de Ambato y a las 15:00 del lunes tomó su motocicleta e inició su viaje hasta la capital.

En el camino -le contó a diario EL TELÉGRAFO- tuvo que parar  varias veces debido a que grupos de manifestantes evitaban el paso de todo tipo de vehículos.

En Ambato, Silvano vive solo sin su familia. Antes de Chacaritas jugó en Toreros FC.

Para avanzar tuvo que pagar a los manifestantes, o en su lugar, transitar por caminos secundarios. Luego de nueve horas de un viaje que normalmente dura dos, pasó la noche en un hotel en Saquisilí.

Solo descansó cinco horas y la mañana del martes -a las 05:00- tras dejar su moto encargada en el hotel, decidió continuar su viaje, pero a pie, ya que la carretera estaba obstaculizada.

“Cerca de las 06:30 compré unos guineos y una bebida hidratante en una tienda que estaba medio abierta, de ahí en adelante ya no había nada abierto para comprar”.

Durante su caminata pasó por la carretera principal y por caminos vecinales. Mientras se trasladaba hacía videos -colgados en sus redes sociales- de los lugares por donde iba, que eran observados y compartidos por su hijo que en ese momento estaba concentrado en la Casa de la Selección con el equipo sub-17.

Al pasar por Alóag -se observa en un video que compartió- vio un letrero que decía “A Esmeraldas” y pensó en la ciudad donde han nacido muchos futbolistas del país.

Luego de 12 horas, a las 17:00 del martes, finalmente cumplió su objetivo y llegó a Quito. Luego de lavarse las manos firmó el papel para que su hijo pudiera salir del país y decidió descansar.

En las redes, tras su llegada, se colgaron imágenes de los dos Estacio (padre e hijo) en el parqueadero de la Casa de la Selección en Quito.

“Como padre, uno hace todo por los hijos y yo me vine -a Quito- sin pensarlo (...). Aunque estoy cansado, estoy satisfecho porque llegué a tiempo para firmar la documentación y así mi hijo pueda viajar al Mundial”. (I)     

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: