Croacia elimina al anfitrión en la tanda de penales

- 07 de julio de 2018 - 15:51
Festejo de los croatas tras eliminar a Rusia.
Foto: AFP

Rusia y Croacia fueron los únicos equipos en forzar la tanda de penales en los cuartos de final del Mundial 2018, ya que en el tiempo reglamentario empataron 2-2 y en la definición final los balcánicos vencieron a los locales 4-3.

Rusia no se quiso defender ante su rival y la presión alta fue clave para estar cerca del área rival. El delantero Artem Dzyuba fue uno de los primeros en inquietar a la defensa visitante.

Con el pasar de los minutos la confianza del local dio sus frutos, Dzyuba dio un pase para que Denis Cheryshev remate al angulo del arco del portero Daniejel Subasic y concrete el 1-0 a los 30 minutos de juego.

Poco después llegó el 1-1. La defensa rusa dejó pasar a Mario Mandzukic, delantero que cedió el balón para su compañero Andrej Kramarić de cabeza empuje el balón a las redes locales.

Ya en el tiempo extra, los croatas, que aquejaban lesiones físicas, encontraron en un tiro de esquina el 2-1 que anotó el central Domagoj Vida a los 100’.

Los rusos no bajaron los brazos y por ello tuvieron su premio a los 114’ tras la diana capitalizada por el lateral derecho de origen brasileño, Mario Fernandes.

En la tanda de penales Fedor Smolov y Fernades fallaron sus remates, mientras que Mateo Kovacic falló para los croatas que al final ganaron 4-3 con el último penal marcado por Iván Rakitic. (D)

Alineaciones:  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: