Bélgica, la más goleadora; Perisic fue el que más corrió

- 17 de julio de 2018 - 00:00
Romelu Lukaku anotó en total 4 goles en el Mundial.
Foto: AFP

La edición de Rusia 2018 registró 11 goles en contra. Sergio Ramos, tras llegar hasta octavos de final, es el que mayor cantidad de pases hizo: 485.

Bélgica terminó el Mundial de Rusia 2016 como la selección más goleadora, con 16 tantos, mientras que el croata Ivan Perisic fue el jugador que más distancia recorrió, con 72,54 kilómetros y Sergio Ramos el que más pases hizo con 485.

Los “Diablos rojos”, que cerraron el podio del torneo al derrotar 2-0 a Inglaterra y quedar en el tercer puesto, superaron en dos tantos a los dos finalistas, que finalizaron el certamen con 14 goles.

Perisic, uno de los artífices del subcampeonato del elenco croata, terminó como el futbolista que recorrió más metros con 72,54 kilómetros, con los que superó a Luka Modric, que encaró la final en primera posición y terminó con 72,31 km.

Pese a caer en octavos de final, el defensa y capitán de España Sergio Ramos, terminó el torneo como el jugador que más pases realizó, con 485, mientras que Modric, hizo 439, en los 741,52 minutos que estuvo en el campo.

Se lograron muchos más goles en las segundas partes (101) que en las primeras (65). De hecho, en los cotejos que se fueron a prolongación se consiguieron 19.

El encuentro inaugural fue el que tuvo el triunfo más amplio con el 5-0 de Rusia sobre Arabia Saudita, que fue empatado -en diferencia de goles- con el 6-1 de Inglaterra sobre Panamá.

En este compromiso, entre europeos y centroamericanos- se lograron siete goles, los mismos que se registraron en el Bélgica-Túnez (5-2) y en el Francia-Argentina (4-3). Fueron los partidos más prolíficos de la Copa.

En el lado contrario, tan solo hubo un 0-0, en el choque Dinamarca-Francia de la primera parte, en ese duelo ambas selecciones ya estaban clasificadas a octavos. Es el Mundial que menos veces se ha registrado ese resultado salvo en 1954, cuando no se dio en ninguna ocasión.

El promedio de goles por encuentro fue de 2,58, el segundo más alto de este siglo después de Brasil 2014. Pero ese porcentaje está lejos de ser una marca o un registro que se tenga que bajar.

En Suiza 1954, por ejemplo, el promedio fue de 5,38 goles por  encuentro.

El belga Thibaut Courtois, elegido mejor portero del torneo, fue el que más paradas hizo, con 27 y las selecciones que menos goles encajaron fueron Dinamarca, Irán y Perú, con dos.

Otro dato importante que deja el Mundial de Rusia 2018 es que fue la edición  con más goles en contra de la historia: 11 en total. El último se marcó en la final del pasado domingo y fue obra del croata Mario Mandzukic.

También se sancionaron 28 penales (de los que 21 terminaron en gol). Esa cifra es importante porque se dio el  debut mundialista del sistema de videoarbitraje (VAR). De hecho, en la final, Francia empezó a consolidar su victoria luego de que Néstor Pitana concediera la pena máxima tras ver en pantalla la mano de Perisic. Y fue récord, ya que se superó a los 18 que se habían sancionado en Corea-Japón 2002.

Otros números y estadísticas
La empresa estadounidense Nike lideró la industria del equipamiento deportivo en la final del Mundial de Rusia, pues por primera vez en su historia, dos selecciones finalistas usaron dicha marca de camisetas -Francia y Croacia-.

Además, tres de los cuatro semifinalistas (Francia, Croacia e Inglaterra) utilizaron los productos de la marca deportiva estadounidense.

“Llevamos más de 20 años en el mundo del fútbol y es la primera vez que los dos finalistas utilizan implementación Nike”, comentó ayer Elliott Hill, presidente del departamento de consumo y mercado de la compañía Nike.

En total, la empresa norteamericana vistió a 10 de los 32 equipos que jugaron el Mundial, entre ellos Brasil, Nigeria, Portugal, Inglaterra y las finalistas Francia y Croacia. El 65% de los minutos que han disputado los jugadores en el Mundial, utilizaron botas de fútbol de Nike, aseguró Hill.

Entre los jugadores que las usaron están el francés Kylian Mbappé, el croata Luka Modric, el inglés Harry Kane y el portugués Cristiano Ronaldo.

Los números que deja Nike tras Rusia 2018 se ven reflejados en la baja de las ventas de la marca de ropa deportiva alemana Adidas, en relación con Brasil 2014, donde lideró ampliamente su presencia publicitaria. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: