Delfín necesita ganar en La Paz para ir a octavos de la Libertadores

- 24 de mayo de 2018 - 00:00
Fabián Bustos, DT de Delfín, en un diálogo con los jugadores “cetáceos”, antes del viaje a La Paz (Bolivia).
Fotos: Rodolfo Párraga / EL TELÉGRAFO

Los “cetáceos” visitan esta noche a Bolívar en la última fecha de la fase de grupos de la Copa Libertadores. El otro partido lo disputarán Atlético Nacional y Colo-Colo.

El actual vicecampeón ecuatoriano, Delfín, enfrentará esta noche (19:30) uno de los partidos más importantes de su vida deportiva, cuando visite al Bolívar en La Paz (Bolivia). Los “cetáceos” necesitan una victoria en suelo boliviano para asegurarse la clasificación a octavos de final de la Copa Libertadores, sin esperar otros resultados.

La sexta y última jornada de la fase de grupos de la serie B de la Libertadores que se disputa esta noche será de infarto, ya que los cuatro equipos tienen opciones de clasificar a los octavos.

El club de Manta, al mando del argentino Fabián Bustos, tiene las mismas siete unidades que el Colo-Colo, pero se sitúa en el tercer lugar por diferencia de goles.

Por ello, el Delfín, de ganar esta noche en Bolivia, tendría asegurada su clasificación.

Mientras que un empate en La Paz obligaría a esperar  que el Atlético Nacional, líder del grupo con nueve puntos, se imponga a Colo-Colo en Medellín. Todos los partidos de este grupo se jugarán en horario unificado.

El cuadro “cetáceo” inició su viaje hacia Bolivia el martes, al mediodía, cuando partió por tierra desde Manta hasta Guayaquil para volar desde allí hasta la ciudad boliviana de Santa Cruz con una escala previa en Lima (Perú).

Los ecuatorianos emplearon la táctica de llegar primero a Santa Cruz, a 400 metros sobre el nivel del mar, y tenían previsto trasladarse horas antes del partido a La Paz para aminorar los efectos de los más de 3.600 metros de altitud en que se encuentra esa ciudad.

Para afrontar el partido, el Delfín recuperó al defensa Geovanny Nazareno, ausente ante el Atlético Nacional tras ser expulsado en el encuentro contra el Colo-Colo, pero sentirá la baja del delantero Luis Congo por lesión.

Además, Bustos reservó a Bruno Piñatares y José Arismendi, quienes no jugaron el sábado en el encuentro en el que el Delfín venció por 3-1 al Técnico Universitario en el campeonato ecuatoriano.

Por su parte, los “celestes” de La Paz, comandados por el brasileño Vinicius Eutropio, van últimos en la clasificación con cinco unidades, por lo que requieren golear al equipo ecuatoriano y ver lo que ocurra en Medellín entre Nacional y Colo-Colo.

La Academia paceña sabe que se enfrentará a “un rival duro”, pero está decidida a “entrar a arrollar” desde el primer minuto del encuentro, dijo a los medios el centrocampista Leonel Justiniano.

Es previsible que el brasileño Eutropio ponga al mismo equipo que ingresó el domingo en el partido de ida de las semifinales del torneo local, en el que cayó por la mínima cuenta ante su rival tradicional, The Strongest.

Si se repite la alineación, los ataques bolivaristas serán comandados por Juan Carlos “Conejo” Arce, el argentino Marcos Riquelme y el uruguayo William Ferreira.

Estaba en duda la participación del portero Romel Quiñónez, quien sufrió un esguince en un dedo de la mano izquierda en el clásico, pero al parecer su condición ha mejorado y podrá ser parte del once ante el Delfín.

En el otro encuentro del grupo se medirán Atlético Nacional y Colo-Colo en el estadio Atanasio Girardot, de Medellín. Para los locales, un empate será suficiente para clasificar hasta los octavos como líder del grupo.

Colo-Colo llegó a Colombia con dos bajas: Julio Barroso, con un esguince grado 2 en el tobillo izquierdo, y Fernando Meza, que se rompió el ligamento cruzado de su rodilla izquierda. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: