Árbitro fue agredido en Quito por pitar un penal al minuto 90

- 21 de mayo de 2018 - 00:00
El estratega venezolano Adolfo Monsalve (en el aire) intenta darle una patada voladora al árbitro Marco Antonio Villacís por pitar un penalti.
Tomada de @gonzalomelo1952

La violencia sigue manchando al fútbol ecuatoriano. El árbitro Marco Antonio Villacís Páez fue agredido el sábado pasado en el partido del torneo sub-18 entre Aucas y Universidad Católica, que se jugó en el complejo del estadio Gonzalo Pozo Ripalda.        

El DT “camarata”, el venezolano Adolfo Monsalve, golpeó al réferi después de que este sancionara un penalti a favor de Aucas en el minuto 90, cuando el partido estaba 2-1 a favor de la “Chatolei”.

Después de los incidentes se reanudó el partido y el árbitro hizo que se cobrara el penal, que terminó en gol para Aucas. El juego quedó 2-2, por la fecha 14 del torneo.

El presidente de la Asociación de Árbitros del Ecuador, Luis Muentes, anunció ayer que se pedirá la expulsión de la Católica del torneo sub-18 y no una simple sanción económica o suspensión. Además, el gremio interpuso ayer una denuncia por agresión en la Fiscalía. 

Asimismo, Muentes confirmó que le solicitó a los colegiados que no se presenten  al partido que se juega hoy en el estadio de Chillogallo para completar la fecha 14 del certamen de la serie A entre Aucas y Universidad Católica

El presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, Carlos Villacís, dijo ayer que espera un informe detallado del Comisario de Juego para que la Comisión Disciplinaria imponga las sanciones que establece el reglamento

Villacís dispuso además que, considerando que el agresor está identificado, la Comisión de Investigación recoja las pruebas para entablar una demanda penal

También el sábado, el presidente de El Nacional, Tito Manjarrez, intentó agredir al periodista Luis Miguel Baldeón, de radio La Redonda.  El hecho ocurrió en las instalaciones del complejo El Sauce, en Tumbaco, antes del partido de la categoría sub-16 entre los criollos y Liga-Q.

Un video captó el momento del incidente. Allí se ve a Manjarrez persiguiendo al comunicador. La intervención de algunas personas evitó que el hecho pase a mayores. EL TELÉGRAFO intentó recoger la versión del dirigente, pero su teléfono estaba apagado. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: