Macará buscará su primera final

- 30 de noviembre de 2019 - 00:00
Defensas del Macrá -durante la victoria 2-1 frente a Emelec en el estadio George Capwell- intentan marcar al delantero azul Daniel Argudo.
Foto: Karly Torres / ET

Los “celestes” mantendrán la ventaja deportiva sobre Delfín, en las semifinales. Su mejor posición en un torneo de la serie A fue un cuarto lugar que ocupó en 2017.

Macará está a 180 minutos de conseguir su mejor posición en un campeonato nacional, si logra clasificar a las finales de la LigaPro. De hacerlo, aseguraría al menos el segundo puesto del certamen y superaría lo que consiguió en el torneo 2017 cuando terminó cuarto.

El siguiente rival del elenco ambateño -en semifinales- será Delfín, que en los cuartos de final superó a Independiente del Valle.

El duelo de ida entre “celestes” y “cetáceos” se desarrollará mañana (15:30) en el estadio Jocay de Manta.

Los de Ambato mantienen la ventaja deportiva, por haber ganado la primera fase (regular). Los “cetáceos” clasificaron a los playoffs al ubicarse en cuarto lugar, es decir, si existe empate en puntos y goles, Macará pasará a disputar el título de campeón, por primera vez en su historia.

La dirigencia de Macará gestionó para que el cuerpo técnico y la plantilla viajen en un vuelo chárter hasta Manta y evitar el desgaste físico del recorrido en bus.

Existe la posibilidad que un grupo de 90 hinchas de Macará viaje con la delegación en el mismo vuelo y los apoye en el Jocay.

El encuentro entre celestes y “cetáceos” será dirigido por al árbitro central, Marlon Vera.

Los “celestes” eliminaron a Emelec -en los cuartos de final- gracias a la ventaja deportiva que lograron al terminar en el primer lugar de la fase regular. Primero ganó 2-1 en Guayaquil y en la vuelta perdió por idéntico marcador, en Ambato.

Paúl Vélez, DT de Macará, reveló que su equipo no realizó un buen partido en Ambato ante los “eléctricos” y que “pensaron más en defender que en atacar”.

Además destacó el nivel de su rival (Emelec), que era uno de los candidatos a ganar el título. En ese sentido ponderó la calidad de su plantilla y los buenos planteamientos que presentaron en los duelos de cuartos de final.

“En el fútbol son inexplicables muchas cosas que pasan. Siempre vamos a valorar lo que es Emelec. Eliminamos a un equipo que podía quedar campeón por los jugadores que tiene. No siempre gana el mejor y los playoffs dan para eso”.

Sobre el arbitraje, Vélez considera que el árbitro se equivocó para ambos equipos y trató de restar importancia a las declaraciones de los representantes de Emelec.

Ayer el equipo regresó a los entrenamientos bajo la dirección de Vélez. Los trabajos consistieron en trotes alrededor de la cancha y ejercicios de recuperación, por el desgaste sufrido la noche del jueves en el duelo ante Emelec.

Equipo de $ 4 millones

La dirigencia de Macará elaboró a inicios de año un presupuesto de $ 4'000.000 para enfrentar los tres torneos que disputó este 2019: LigaPro, Copa Ecuador y Copa Sudamericana.

Su plantilla, que tiene un promedio de 27,7 años de edad, está valorada en $ 11'500.000, según lo registra el sitio Transfermarkt, especialista en transferencias de futbolistas.

Para esta temporada el club fichó a 11 nuevos jugadores, entre ellos, cuatro refuerzos extranjeros: Javier Burrai, Alejandro Manchot, Mario Rizotto y Flavio Ciampichetti.

La idea de Vélez era construir un equipo sólido en todas las partes de la cancha, en especial en la zona de volantes y defensa.

Además el club terminó todo vínculo contractual con Ronal de Jesús, José Cazares, Elvis Patta, Juan Tévez y Pablo Burzio, estos dos últimos, argentinos.

Los dirigidos por Vélez en la fase regular tuvieron la mejor defensa y el arco menos vencido, al recibir 17 goles en 30 partidos.

Uno de sus mejores jugadores es el delantero Michael Estrada, que ocupa el tercer lugar de la tabla de máximos artilleros con 17 goles, solo superado por Luis Amarilla y Raúl Becerra, que suman 19.

En lo institucional, este ha sido un año de crecimiento. Inauguraron su propio Centro de Alto Rendimiento, donde entrenará el primer plantel y funcionarán sus divisiones formativas; también se adquirió un bus para los traslados de los equipos.

Miller Salazar, presidente de Macará, explicó que tanto los logros deportivos como el fortalecimiento institucional se están alcanzando gracias a la gestión de la dirigencia.

“Administramos de manera eficiente los dineros del club. Este es un legado que estamos dejando a las futuras administraciones para que continúen engrandeciendo el nombre del equipo”. (I) et

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Últimas noticias
Medios Públicos EP