Una década populista llevó a Ecuador a su crisis económica

- 01 de abril de 2020 - 00:00

#QuédateEnCasa El despilfarro, la corrupción y mal manejo económico en los 10 años del gobierno de Rafael Correa dejó en la quiebra al actual presidente Lenín Moreno. La situación de Ecuador, agravada por la emergencia sanitaria del covid-19, es consecuencia de la crisis económica propiciada por la política populista del exmandatario.

Correa duplicó el endeudamiento de Ecuador hasta el 45% del PIB, con un crecimiento económico negativo de -1,2%, un elevado déficit público del 6,7% y el mayor desempleo desde 2008, que alcanzó el 5,2%. Al inicio de su mandato, Moreno explicó que el exgobierno “no le dejó la mesa servida y que la situación económica era muy compleja”.

Desde entonces se alejó de Correa y estructuró un equipo totalmente distinto al de su antecesor. Según los analistas, fue una sorpresa que Correa no se lanzara a las elecciones de febrero de 2017, quizá porque eligió un sucesor que le guardara el puesto por cuatro años y que se dedicara a a hacer los ajustes económicos.

Todo eso para después regresar al poder como el “salvador” y como el “presidente de los buenos tiempos”. Según el economista Water Spurrier, Correa desperdició la oportunidad de desarrollar al país con la gran bonanza petrolera que terminó en 2015. “El sesgo anticapital de Correa privó al país de inversión privada que hubiera significado un elevado crecimiento económico.

En su lugar dejó a Ecuador con un gasto público que el país no tiene cómo cubrir y que no puede licuar vía devaluación por estar dolarizado. A partir de 2011, la deuda pública no paró de crecer y se multiplicó por 2,5 hasta alcanzar el 45,4% del PIB hasta 2017 cuando acabó su mandato.

Con las arcas estatales vacías el presidente Moreno se vio obligado a recurrir a los multilaterales; con ellos acordó, en febrero de 2019, un plan de rescate de $ 10.200 millones, casi un 10% del PIB. El auxilio del FMI requirió aplicar recortes drásticos que fueron las medidas económicas de octubre pasado que desencadenaron protestas violentas y un fallido intento de desestabilización por parte de correístas y sus aliados en el mundo de los indígenas. (O)

Medios Públicos EP