11 mil personas están al momento en los 19 refugios estatales

8 albergues más habilitará el Gobierno para los damnificados por el terremoto

- 25 de mayo de 2016 - 00:00
Foto: Rodolfo Párraga / El Telégrafo

Con el fin de proteger y garantizar el acceso a alimentos, medicinas y otros insumos a más familias damnificadas por el terremoto del 16 de abril, nuevos albergues serán habilitados en las próximas horas.

En total, son 8 los que prevén levantar las autoridades en las zonas de desastre, los cuales se sumarían a los 19 ya existentes. El anuncio lo hizo el ministro de Seguridad Nacional, César Navas, durante una entrevista concedida al portal Ecuadorinmediato.

Contó que existen más de 11.000 personas en los refugios levantados, que cuentan con todos los servicios. “A partir de las réplicas del miércoles 18 hubo afectaciones en zonas que anteriormente no habían tenido problemas, como Cojimíes, principalmente en la zona del Matal, provincia de Manabí, y hacia el norte, en la zona de Chamanga y Muisne. Mucha población que fue afectada por estas réplicas también requiere de los albergues”, mencionó.

Sostuvo que paulatinamente se ha incrementado el número de familias con necesidades. “Ha crecido esto y muestra de aquello es que necesitamos otro albergue en Muisne y vamos a necesitar otro en Chamanga y Cojimíes, que no estaban inicialmente contemplados”.

Aseguró que estos espacios son la última alternativa a la que deben acudir los damnificados.

El Gobierno -dijo- propuso alternativas, como los bonos para arriendo, para familias acogientes y, además, los planes de vivienda. “La convivencia es una problemática que ya, incluso, en algunos lugares ha evidenciado ciertas particularidades, propias de una convivencia en un lugar tan pequeño. Con este plan de incentivos lo que buscamos es que los damnificados puedan optar por alquilar una vivienda afuera, para lo cual el Gobierno está dando $ 135 mensuales por 6 meses y también un bono de alimentación de $ 100 mensuales por tres meses”.

En el caso de que el afectado vaya a una casa acogiente, añadió, el régimen entrega $ 135 para la familia que recibe, $ 15 para servicios básicos y para la familia acogida $ 100 por tres meses para alimentación.

“600 familias están aplicando a este bono. Vamos a fortalecer la campaña de comunicación, nuestra intención es que  tengan un mejor ambiente que en los albergues”.

El damnificado, aunque acceda a estos beneficios, no perderá la posibilidad de también optar por los programas de construcción de casas, promovidos por el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi).

En otro tema, expresó que los nuevos programas de asentamientos humanos y de vivienda que prepara el Gobierno en zonas de desastre no volverán a crecer “con el desorden” de antes.

Según Navas, el terremoto debería ser visto como una “oportunidad para arreglar los problemas del pasado”.

Después de sobrepasar la etapa de búsqueda y rescate de víctimas, expresó que el país aplica un nuevo ciclo que involucra acciones. “Por ejemplo, de la demolición, remoción de escombros, así como también la consolidación de los servicios en los albergues para los afectados”.

“En cifras oficiales, hasta hoy tenemos 664 fallecidos a escala nacional, 9 personas desaparecidas y ya nos encontramos haciendo las labores de demolición y remoción de escombros con entes técnicos y con los gobiernos autónomos descentralizados”.

En relación a los censos que se han aplicado en las zonas de desastre para establecer el estado de las infraestructuras, Navas precisó que a través del Miduvi se ha establecido un equipo técnico de más de 500 expertos para hacer los análisis en territorio. “No solo la casa, sino el lugar en donde está la vivienda, la microzonificación para saber si los suelos, en donde están las estructuras, son los adecuados”.

Se han establecido tres categorías para los inmuebles: color rojo, viviendas críticas; amarillo, son las casas que están en mediano riesgo; y verde, las viviendas que pueden ser utilizadas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: