5 mil carpas y 10 mil camas de China llegan para equipamiento de albergues

27 de abril de 2016 11:57

El primero de 5 aviones Boeing 747 400, que llegarán al país con donaciones desde China, arribó la mañana de este miércoles al aeropuerto Mariscal Sucre de Quito, en el sector de Tababela.

No solo se trató del primer aterrizaje que realizara la aerolínea internacional Air China en la terminal aérea quiteña, sino que además el avión llevaba una carga de ayuda humanitaria equivalente a $ 9, 2 millones (60 millones de yuanes) para los damnificados por el terremoto del 16 de abril.

El arribo de la primera nave (B-2475) se efectuó luego de un vuelo de 22 horas que tomó la ruta China-Rusia-Estados Unidos-Ecuador.

Hoy se estima la llegada de 3 naves más y mañana se cumplirá con el último vuelo que contempla el transporte de un total de 5 mil carpas y 10 mil camas plegables. Este material será distribuido fundamentalmente a la provincia de Manabí, una de las 6 provincias declaradas en emergencia.

Evelyn Jaramillo, asesora de Cooperación Internacional de la Secretaría de Gestión de Riesgos (SNGR), explicó que estas donaciones serán transportadas en los próximos 2 días con base a un cronograma de actividades que será coordinado con las Fuerzas Armadas (FF.AA.).

La funcionaria adelantó que el traslado de las donaciones se hará vía aérea y terrestre.

En el acto también contó con la presencia de Ricardo Patiño, ministro de Defensa; Rosana Alvarado, vicepresidenta de la Asamblea y Doris Soliz, secretaria Ejecutiva de Alianza País. Cada uno tuvo una participación para agradecer a las autoridades chinas por la entrega de ese material.

Guillaume Long, ministro de Relaciones Exteriores, durante la ceremonia de recepción de las donaciones, se sumó a las expresiones de gratitud ante el gesto del Gobierno hermano. Y recordó que esta ayuda forma parte de una relación cercana que se ha fortalecido en los últimos años.

El Canciller, tras saludar a la comitiva oriental, agradeció también por otras formas de cooperación que se ha presentado ante el Ecuador. Entre esas se encuentra el apoyo por parte de la Cruz Roja de China y un contingente de especialistas en labores de rescate.

El ministro indicó que esta cooperación será de gran ayuda para continuar con la etapa de construcción de albergues para las personas afectadas en la tragedia sísmica.

Wang Yulin, embajador de China, resaltó la predisposición de su gobierno y de participar en la reconstrucción de las zonas afectadas.

“China y Ecuador son 2 países amigos y son hermanos. En este momento difícil, el gobierno y el pueblo chinos están con Ecuador”, dijo. (I)

La donación será distribuida en las zonas afectadas por el terremoto.
John Guevara / El Telégrafo
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Te recomendamos

Las más leídas

Contenido externo patrocinado