Los ecuatorianos también huyen de crisis que golpea a Venezuela

- 21 de agosto de 2018 - 00:00

La migración, de por los menos 2 millones de ciudadanos del país llanero, es considerada un problema continental. La OEA pidió una reunión de emergencia.

José Palacios volvió a recorrer la misma ruta de escape de hace 33 años. Entonces, era un adolescente y su familia en Guayaquil vivía momentos difíciles.

Ante la crisis, un familiar que emigró a Venezuela convenció a sus padres de que lo enviaran a Caracas. Allí estaría mejor y protegido.

Tenía 15 años cuando llegó en un bus a Rumichaca para cruzar a Colombia. Siguió por la carretera hasta Caracas para encontrarse con su pariente. En la capital echó raíces, se enamoró y formó una familia. Se dedicó al comercio que le daba el suficiente dinero para mantener a su esposa e hija. Pero las cosas cambiaron y con los pocos ingresos apenas “sobrevivía”.

Sin esperanzas, José nuevamente llegó a Cúcuta y tomó la carretera hasta Rumichaca. En su viaje también lo acompañó Juliana Alonso, hija de padres manabitas que emigraron a esa nación para abrirse un mejor futuro.

Ahora, Juliana irá a Manta para trabajar y traer al resto de la familia. La misma meta tiene José, quien calcula que a finales de año, trabajando sin cesar, podrá conseguir que su esposa e hija lo acompañen en su nuevo hogar.

El éxodo de los venezolanos también se mide por los dólares que puedan obtener. La familia de José y Juliana les costearon su traslado en un bus internacional.

El valor del viaje se estima en $ 200, pero tienen asegurado su puesto en un bus que salió de Caracas y llegará a Guayaquil. Tendrán ayuda para cruzar migración y su viaje será calmado.

Para los venezolanos conseguir dólares es sinónimo de supervivencia. Su moneda, el bolívar, amaneció este lunes 20 de agosto 5.000 veces más pobre y con una inflación calculada en un millón por ciento para este año, la moneda estadounidense es una cuerda que los puede rescatar de la avalancha.

Alexander Acebedo cuenta que los que tienen dinero sí pueden conseguir dólares en Venezuela. Ahora se pagan sus sueldos y se entregan cupos preferenciales para acceder a esa moneda. Y con dólares en la mano se especula en el mercado negro y se puede vivir sin sobresaltos.

Pero las finanzas de la mayoría de venezolanos están afectadas. Veinte millones de bolívares alcanzaban para comprar un pollo, pero un trabajador con salario mínimo deberá guardar, sin gastarse, su sueldo por cuatro meses para comprar uno.

La crisis obligó a que más de 2 millones de venezolanos buscaran refugio en Sudamérica en los últimos años. Los lugares con mayor presencia son Colombia, Ecuador, Perú y Chile, pero su migración tiene incidencia continental, por eso la Organización de los Estados Americanos (OEA) convocó a una sesión urgente.

La reunión del Consejo Permanente ocurre luego de las medidas migratorias de exigir el pasaporte para que ingresen los ciudadanos a Perú y Ecuador y los ataques contra campamentos en Brasil.

El viceministro de Movilidad de la Cancillería, Santiago Chávez, en entrevista con el programa Primera Impresión de EcuadorTV, coincidió en que se deben analizar continentalmente los “flujos inusuales” de la migración de los venezolanos.  

Dijo que el Gobierno analiza los escenarios para tomar decisiones en el futuro. A su criterio la exigencia del pasaporte debe ir acompañada de otras medidas, pero no adelantó cuáles.

En tanto, la jueza Marjorie Naranjo avocó conocimiento del pedido de medidas cautelares para que se revoque la solicitud de pasaporte y convocó para este viernes a audiencia pública. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: