Los días de descanso se recuperarán el 13 y 20 de febrero

Especialistas aconsejan no diferir pagos en carnaval

- 04 de febrero de 2016 - 00:00
Más de un millón de personas se movilizaron en el feriado de carnaval de 2015.
Foto: Archivo/ El Telégrafo

Dos expertas en finanzas personales y familiares sugieren hacer un presupuesto para evitar gastos innecesarios.

A pocos días de que inicie el feriado por carnaval, miles de ecuatorianos se alistan para disfrutar de los 4 días de asueto en diferentes ciudades del país. Expertas en manejo de finanzas personales y familiares recomiendan que antes de viajar es importante preparar un presupuesto que se ajuste a la realidad económica de cada familia.

El 2016 está marcado por un momento económico más complejo en relación al 2015, por lo que la prioridad a la hora de viajar es optimizar gastos, a fin de evitar el derroche en aspectos que podrían resultar innecesarios.

Lourdes Hernández, especialista en finanzas personales y miembro del programa Cuidatufuturo.com del Banco Solidario, advierte que la base para que cualquier proyecto sea posible es el presupuesto. “Estamos en una época de economía complicada, por lo que el feriado que se aproxima requiere una planificación para que no se vaya de las manos”, dijo.

El ahorro es la clave. Si se ahorró para este y otros feriados se aliviará la presión del bolsillo. Si no se lo hizo, hay que tomarlo en cuenta para el resto del año destinando el 10% del sueldo mensual con este fin, explica.   

En esto concuerda Bertha Romero, analista del programa de educación financiera Tus Finanzas, quien recomienda que al iniciar cada año se debe hacer una planificación de las vacaciones y feriados, a fin de poder contar con los recursos suficientes. Pero si no es un hábito frecuente, nunca es tarde para hacer un listado de gastos previo a un viaje.  

Ambas especialistas coinciden en que el presupuesto se lo debe organizar en familia o entre el grupo de personas que viajarán, de esta manera se estructura un plan acorde a las necesidades de cada integrante. La premisa es “gastar lo mínimo y gozar lo máximo”, dice Hernández.

El punto de partida es definir el destino al que se quiere llegar y las actividades a realizarse. Lo siguiente es un desglose de todo lo necesario para llevar a cabo la travesía: número de viajeros, medio de transporte, hospedaje, alimentación, entre otros.

Hernández propone trazar el presupuesto de las 2 o 3 ideas favoritas que proponga el grupo, informarse sobre sus atractivos turísticos, servicios disponibles y el promedio de los  precios. Los cálculos deben estar basados en los ingresos normales, y no incluir aquellos de los que no se tiene certeza de recibir. Esto se aplica tanto para quienes viajan fuera de su lugar de domicilio como para quienes deciden quedarse.

En el caso de familias con varios hijos, se aconseja asignar un monto de dinero para cada uno y asesorarles dejando por escrito lo que necesitan gastar. Así se evitarán discusiones, presiones y gastos no planificados. Romero sugiere que si el trayecto se hace en un vehículo propio hay que reducir el número de paradas y hacerlo únicamente en sitios estratégicos. “Paramos con frecuencia en medio del camino para comprar cosas, bebidas o alimentos, estos gastos si no están planificados pueden perjudicar nuestro presupuesto”.

Además siempre hay que separar dinero en efectivo para una emergencia. Por seguridad no se debe portar grandes cantidades, sino disponer de un monto que represente a un día de gastos.   

Las expertas recomiendan tener precaución a la hora de cancelar con tarjeta de crédito. Este rubro también debe ser considerado dentro del presupuesto: cuánto se pagará en efectivo y cuánto con tarjeta.

Romero sugiere no diferir los pagos con tarjeta de crédito, sino registrarlos como pagos corrientes, para evitar que las amortizaciones se conviertan en deuda a largo plazo. Hernández abona definir un límite de gasto y cumplirlo. Para ahorrar lo recomendables es necesario llevar un registro diario de los gastos. Conocer en qué gastó el dinero ayudará a identificar los rubros que son obligatorios y aquellos en los que se puede ahorrar.   

Recuperación de la jornada    

De acuerdo al Decreto Ejecutivo 858 del 15 de diciembre de 2015, las jornadas de trabajo correspondientes a los días lunes 8 y martes 9 de febrero deberán recuperarse los dos sábados subsiguientes a la suspensión; es decir el sábado 13 y el sábado 20 de febrero serán días laborables en el sector público del país.

El sector privado tiene la facultad de acogerse a los días de descanso, así como a los de recuperación. (I)

DATOS

En el feriado de 2015 los viajes se incrementaron el 12,79% con respecto al 2014, año en el que se registraron 1’133.093 viajes.

Un total de 1’278.056 turistas y excursionistas se movilizaron a diversos lugares. Las provincias más visitadas fueron Guayas, Tungurahua, Manabí y Santa Elena.

Las movilizaciones generaron un gasto por $ 105’034.764 con un consumo promedio por persona de $ 82,18. El 61% de la oferta hotelera del país estuvo ocupada; la tarifa hotelera promedio fue de $ 34.

$ 97 millones generaron los feriados de Navidad y Año Nuevo de 2015. En esas fechas se movilizaron alrededor de 1’187.390 personas, según cifras del Ministerio de Turismo.   

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP