Los proveedores de Coopera no descartan juicio a esa entidad

03 de julio de 2013 - 00:00

Alrededor de 200 proveedores de  víveres y otros productos del centro de acopio de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Coopera, se reunieron ayer en  las fondas de San Joaquín, en la ciudad de Cuenca, provincia de Azuay,  para conocer  las fechas en que les serán cancelados los valores  pendientes.

Diego Aguilar, liquidador encargado, explicó que dentro de sus obligaciones está la cancelación de los montos posteriores al 13 de junio. “Los problemas que ustedes adquirieron antes de esa fecha, lamentablemente no son mi responsabilidad”, dijo.

La única opción para que puedan cobrar, indicó, es que se comprometan a apoyar el negocio, entregando los productos.

De esta forma, el funcionario sostuvo que se compromete a que todo el rendimiento sea para cancelar las facturas pendientes. Se estima que son alrededor de 1.000 aprovisionadores en total.

Según él, es indispensable que exista el respaldo de las personas a las tiendas de Coopera, para  continuar con el pago de las cuentas anteriores. Caso contrario, afirmó, pasarán  al proceso normal de liquidación de la institución financiera.

Los abastecedores expresaron que no podrán seguir entregando  productos porque no cuentan con el capital suficiente. “Cómo les voy a seguir vendiendo si no tengo dinero”, dijo Laura Puglla.

A  Noemí Narváez, gerenta de una empresa proveedora  de  equipos de seguridad industrial y ropa de trabajo, se le adeudan $ 9 mil.

Le pareció una propuesta irrisoria la que efectuó el liquidador. “Solo es seguro que se les va a pagar a los que despacharon después  del 13 de junio. A los que hemos proveído  anteriormente nos dicen que no tienen una fecha de pago y al contrario, quieren que sigamos entregando nuevos insumos. Eso es absurdo”, insistió.

Lo mismo ocurre con Luis Japón, perteneciente a la Asociación Muyuyacu, proveedores desde hace tres años de banano y orito.

Manifestó que a toda la organización, conformada por doce proveedores, se le deben alrededor de 10 mil dólares. “Tan solo conmigo tienen una deuda de $ 1.500  desde hace tres meses”, dijo.

Él y otros de sus compañeros advirtieron que dejarán de entregar sus insumos debido a la falta de pagos. Normalmente suministraban 200 cajas entre banano y orito. Sin embargo, en los últimos meses solo entregaron  50.

Junto a sus colegas dice no entender qué sucedió  con las ganancias de los pedidos anteriores al 13 de junio. Manuel Pérez tiene facturas de antes de esa fecha que suman alrededor de $ 1.600  y otras posteriores por $10.000.

Él espera que al menos se le cancele la última para, de esta manera, seguir proveyendo con la única esperanza de recuperar todo su dinero. “Si continúo entregando será con mínimas cantidades y únicamente para cobrar los montos anteriores”, puntualizó.

Según los abastecedores, hoy en la noche se reunirán nuevamente, con el objetivo de formar un comité a través del cual  iniciarán acciones legales contra Coopera. “Buscaremos la asesoría legal porque no podemos permitir que se nos atropelle de esta manera”, dijo Narváez.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: