Ecuador genera confianza para acceder a nuevos préstamos multilaterales, según especialistas

18 de mayo de 2020 18:44

El pago de $ 341 millones por capital e intereses de los bonos 2020 por parte del gobierno de Ecuador, en abril de 2020, es visto como un acto de responsabilidad por parte de las entidades de crédito internacionales, así lo confirmaron representantes de estas instituciones de financiamiento multilateral en un panel en vivo del programa Perspectivas Clave.

En el espacio, dirigido por Caridad Vela, los panelistas se refirieron a mitos y verdades de Ecuador frente a los multilaterales. Los invitados fueron Julien Reynaud, Representante Residente ante Ecuador del Fondo Monetario Internacional (FMI); Juan Carlos Álvarez, Representante Residente en Ecuador del Banco Mundial (BM); Fernando Quevedo, Representante en Ecuador del Banco Interamericano de Desarrollo y BID Invest; y Daniel Rivera, Representante en Ecuador de la Corporación Andina de Fomento (CAF).

Para Julien Reynaud, un crédito no es algo que se adquiere y simplemente se lo deja de pagar. "El banco debe de tener de vuelta sus recursos. Lo mismo es con el Estado. Si en algún momento un país deja de pagar de manera unilateral, eso significa que no tendrá más recursos".

Para el representante del FMI en el país, el que el Gobierno haya realizado el pago y busque renegociar deudas, "es una acción de buena fe. Lo más importante es que sea una negociación de buena fe, ir a discutir con su proveedor y explicar porqué no puede pagar. Ecuador no es el único país que tiene estos problemas".

Reynaud destacó que "apoyar a los países en crisis es nuestro día a día. Hay que destacar que hay un esfuerzo de buena fe por pagar su deuda. Si no hace ese esfuerzo, para el Fondo Monetario es imposible volver a prestar. Pero como vemos que el gobierno de Ecuador tiene buena fe de pagar y lo demuestra, entonces es más factible acceder a nuevos créditos o reestructuración de deudas".

Para el especialista, también es importante que Ecuador busque transparentar las cuentas. "Eso es un objetivo muy importante. Hemos dado apoyo al Gobierno para ver su cuentas fiscales. Es muy complicado pedir préstamos cuando no hay transparencia en las cuentas, porque eso nos permite saber cual es la condición de pago en el futuro".

Para Juan Carlos Álvarez, el pago de los bonos 2020 fue una decisión que tiene un impacto positivo, "ya que es necesario que Ecuador esté bien en pagos para buscar más refinanciamientos. A nivel de acreedores que quieran llegar a un acuerdo, es mejor que un país tenga un buen historial de pagos. Si Ecuador no estuviera manejando de forma responsable sus pagos, nosotros como Banco Mundial no pudiéramos presentar más proyectos de ayuda al país"

Álvarez explicó que si el país no pagaba, incurría en un default "y un nuevo apoyo para crédito hubiera sido imposible en estas condiciones. Las medidas que está tomando el Gobierno son las adecuadas. Por parte del Banco Mundial podemos seguir planificando proyectos con Ecuador para el próximo año".

El directivo resaltó que Ecuador fue uno de los primeros países en acceder a la ayuda por parte del Banco Mundial para afrontar la pandemia, por su buen historial crediticio.

Por su parte, Fernando Quevedo indicó que Ecuador es un país con gran potencial de desarrollo, pero necesita recursos para apuntalar ese desarrollo. "El no respetar los compromisos de pago dificulta ese desarrollo. Si Ecuador no respeta esos contratos, no podrá llegar de mejor manera a conseguir más financiamiento. Si Ecuador no hubiera pagado, hubiera caído en un default".

Quevedo hizo hincapié en que "un default es una muestra de que la situación macroecnómica no está bien y nosotros, para entregar un préstamo, lo primero que revisamos es la situación macroenómica. Recién concedimos un préstamo de $ 280 millones y eso no hubiese podido ser si Ecuador caía en un default".

El BID tenía previsto conceder al país $ 533, pero tras la pandemia el rubro ascendió a $ 788 millones, con garantía soberana.

Daniel Rivera explica que las decisiones se están bajo una situación emergente y "estamos seguros que el gobierno ha considerado todas las variables y que la decisión ha sido acertada, tanto a largo y corto plazo". 

Indicó además que "hace 10 días desembolsamos $ 300 millones en una situación en la que el riesgo país es un poco elevada, pero nosotros continuamos con tres temas, créditos de apoyo fiscal; los proyectos de inversión en aspectos prioritarios; y el valor agregado que podemos dar en proyectos. Para el Gobierno, cumplir con los compromisos en época de crisis es muy complicado, pero es un esfuerzo que rinde frutos". (I)

Captura de video
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Tags:

Contenido externo patrocinado