Adrián Ordóñez, gerente General de Coface Ecuador

"A la dolarización hay que saberla administrar"

23 de abril de 2018 00:00

El enfoque del programa económico ha sido percibido como un mensaje de confianza encaminado a fortalecer la dolarización, pero quedan cabos sueltos en temas trascendentales como el aumento de techos arancelarios y la diminución del Impuesto a la Salida de Divisas (ISD).

Adrián Ordóñez considera que, si bien las medidas proteccionistas pueden corregir el equilibrio la balanza de pagos, lo propicio es construir herramientas que incentiven a la producción y alienten la atracción de divisas.

¿Cuál es su apreciación sobre el programa?

El Presidente (Lenín Moreno) anunció su programa bajo 4 ejes y creo que esa es la dirección correcta. Me refiero a que está consciente de los requisitos para sostener un buen sistema de dolarización y eso es que entren más divisas de las que salen.

La dolarización ha sido lo mejor que nos ha sucedido, pero hay que saberla administrar y cuidar.

En cuando al alza de aranceles la Coface anota que, bien aplicada y en corto plazo, puede resultar beneficiosa

Las salvaguardias o aranceles tienen que ser de corto plazo porque son coyunturales, no son una medida estructural. Están más orientadas a políticas de proteccionismo.

Tienen que implementarse hasta que el aparato productivo, acompañado del Estado, logre desarrollar una competitividad estructural (...) hasta que se pueda defenderse por sí solo, sin la necesidad de herramientas proteccionistas.

Las salvaguardias fueron más para proteger la dolarización antes que impulsar la producción. Eso es lo que faltó, trabajar de la mano con el sector privado (...). Hay que hacer un análisis de alta precisión, cuidar insumos, materia prima y bienes de capital.

La Ministra de Finanzas dijo que el incremento podría durar un año o menos...

Es difícil poner un plazo porque va a depender de la seriedad y compromiso de las 2 partes, tanto del Estado como del sector privado, de realmente avanzar en resolver los problemas de competitividad. Lo bueno es que se está abriendo el diálogo para que los empresarios digan por dónde necesitan ayuda y el Estado dice que los va a escuchar.

Se promete disminuir el ISD si mejora la balanza de pagos privada, ¿cómo entender esto?

El ISD fue implementado en la época de mayor presión respecto a la disponibilidad de divisas en la economía.

Se creó para defender la dolarización, pero fue una solución correcta al problema equivocado. El ISD está pensado en evitar la salida de dólares, la pregunta que debemos hacernos es ¿qué incentivos necesitamos para atraer dólares?

¿Por qué no plantear una exención del Impuesto a la Renta para los próximos 25 años a todas las nuevas inversiones?

En 3 sectores ya se van a aplicar nuevos contratos, ¿cómo canalizarlos para que rindan su objetivo y no hayan abusos?

Cuando se eliminó la tercerización y el contrato por horas, se lo hizo porque había gente que abusaba de esas figuras, lo que se debió hacer es regular. El problema no eran las figuras de flexibilidad laboral, sino el abuso de ciertas personas.

Hay que entender la realidad de cada industria, especialmente a las que queremos apostar.

¿Tal como está planteado el plan económico puede hacer sostenible el crecimiento que hoy tiene el país?

Ha dado unos breves pincelazos de la dirección. Estamos a la espera de ver la metodología de implementación, todavía hay muchas cosas que están por conocerse. También dependerá de que se mantenga el diálogo constante con el sector privado como política de Estado. (I) 

Foto: Jhon Guevara / EL TELÉGRAFO
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado