Palmicultores solicitan al Estado declarar en emergencia al sector

- 12 de septiembre de 2018 - 00:00
El mal manejo del cultivo por parte de los palmicultores, algunos desmotivados por el precio actual de la fruta, es una de las causas para que la enfermedad de la Pudrición del Cogollo se presente con fuerza en sus plantaciones.
Foto: cortesía

Los productores solicitaron a Agrocalidad declarar la emergencia sanitaria en el sector por la propagación de la plaga. Además hay preocupación por los bajos precios de la fruta. Ya se investigan nuevas variedades para el cultivo.

La situación de los palmicultores es crítica. La caída del precio que se paga por la tonelada de la fruta y la presencia de la enfermedad de la Pudrición del Cogollo (PC) son los principales problemas que atraviesa este sector.

Wilfredo Acosta, director ejecutivo de Asociación Nacional de Cultivadores de Palma Aceitera del Ecuador (Ancupa), mencionó que hace cuatro año el sector registra una baja en el precio de la palma aceitera, debido a un tema de oferta y demanda a nivel mundial.

Actualmente, el costo de producción del cultivo es entre $ 125 a $ 135, por tonelada, mientras que el palmicultor recibe $ 105 por la tonelada de la fruta.

“Hay años buenos y malos, pero cuatro años seguidos de bajos precios complica a cualquier cultivo”, señaló.

En 2017, el sector produjo 566.000 toneladas de aceite crudo de palma, de los cuales 240.000 se quedaron en el país y 320.000 se exportaron. Foto: cortesía de Ancupa.

A esto se suma la enfermedad de la PC, que está presente en 152.000 hectáreas de palma. El problema está focalizado en las provincias de Esmeraldas y Santo Domingo de los Tsáchilas, en donde existe un bloque de más de 125.000 ha de palma. También hay presencia de PC en la Amazonía (Orellana, Shushufindi -Sucumbíos-). 

La Pudrición del Cogollo se propaga a zonas aledañas. Por ejemplo dijo el representante de Ancupa, en Quinindé alrededor de 4.000 hectáreas de palma fueron destruidas por la enfermedad entre 2017 y lo que va de 2018. “Creemos que todas las zonas afectadas desaparecerán entre tres a cuatros años”, recalcó.

La presencia de la PC en Ecuador no es nueva. Entre 1985 y 1992 la enfermedad terminó con 19.000 ha de palma en la Amazonía, luego pasó a San Lorenzo donde destruyó 21.000 hectáreas entre 2005 y 2009, mientras en 2012 la enfermedad llegó a Viche (Esmeraldas) donde afectó 8.000 ha.

¿Cómo se identifica la plaga?
En las hojas nuevas o sin abrir de la planta se presenta un amarillamiento, y posterior pudrición de los tejidos llegando al punto de crecimiento o área meristemática, que ocasionaría la muerte de la planta.

Ancupa agrega que actualmente hay alrededor de 6.800 palmicultores en el país, de los cuales el 52% están afectados por la PC.

El gremio solicitó a la Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario (Agrocalidad) declarar la emergencia sanitaria al sector, la cual servirá para activar mecanismos, como capacitación, asesoría técnica, reestructuración de crédito, entre otros apoyos.

Acosta manifestó que la idea es diseñar un programa de palma, para sembrar en las zonas afectadas materiales tolerantes a la PC y hacerlo junto con otros cultivos, como piña, yuca, maracuyá, plátano con la finalidad de que el agricultor tenga otros ingresos, ya que la palma demora tres años en cosechar.

“La declaratoria es urgente porque necesitamos diseñar políticas y estrategias para el sector palmicultor, porque la problemática es de carácter social, ya que están en juego cerca de 50.000 empleos directos e indirectos, que se perderían en los próximos dos años”, subrayó.

La respuesta de Agrocalidad
Al respecto, Patricio Almeida, director ejecutivo de Agrocalidad, indicó que solicitaron al gremio palmicultor toda la información sobre la incidencia de la PC y demás plagas, con el fin de estructurar recorridos en las zonas afectadas, que será junto a técnicos de Ancupa.

“Esto permitirá verificar los datos presentados y de esta forma tomar acciones oportunas que minimicen el riesgo, lo cual se articulará a través de un plan integral de apoyo al sector”, dijo el funcionario.

Él acotó que Agrocalidad, a través del Sistema de Vigilancia Fitosanitaria, entre 2014 y agosto de 2018, realizó 8.558 monitoreos para detectar en forma la presencia de plagas y verificar la ausencia de ellas en el cultivo de palma y mantener información fitosanitaria actualizada.

Controles fitosanitarios
Del total de monitoreos realizados en palma aceitera el 24,8% (2.123 monitoreos) fueron dirigidos exclusivamente para recabar información de PC.

Además, la entidad brindó capacitaciones a los actores de la cadena agro-productiva de palma aceitera sobre las principales plagas y la normativa legal vigente.

Acosta añadió que la problemática de los precios y la enfermedad de la PC provocó que alrededor de 500 agricultores de Esmeraldas dejen la palma para dedicarse a sembrar cacao, pimienta, palmito y a la ganadería.

El Iniap investiga nuevas variedades tolerantes a la PC
El Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (Iniap) busca nuevas variedades resistentes a la PC.

Hoy en día, el híbrido Iniap-Tenera es el material genético que hay en las plantaciones de palma, sin embargo, también se usa el híbrido Interespecífico OxG, una variedad tolerante al problema y que se cultiva en las zonas donde hubo PC.

Digner Ortega, responsable del Programa de Palma Africana del Iniap, dijo que desde 1973 la entidad estudia la enfermedad y trata de controlarla con ensayos a nivel de campo e invernadero para identificar el agente causal de este mal.

Comentó que cuando hicieron los estudios encontraron hongos y bacterias, pero hasta la fecha no identifican al patógeno.

“Han pasado tantos años, no solo en Iniap, sino en instituciones de Colombia y Costa Rica donde tampoco localizan el agente causal de la PC”, lamentó Ortega.

La semana pasada, el subsecretario de Agricultura, Byron Flores, en compañía de representantes del Iniap, Ancupa y productores, recorrió zonas de Quinindé y Las Golondrinas para observar el estado de las plantaciones.

Allí se evidenció, agregó Ortega, que plantas de tres a cuatro años están afectadas por la PC, cuando antes se la hallaba en plantas adultas de siete a ocho años. “Además, antes uno encontraba una planta afectada, ahora no, hoy se ven focos de 10 a 15 plantas en una hectárea”.

Insecto lleva enfermedad
Otro problema en el sector, agregó Ortega, es la presencia de la gualpa, un insecto que posiblemente sea un diseminador de la enfermedad, ya que este se multiplica en gran cantidad y afecta a plantas con anillo rojo y cogollo y otras que se vuelven susceptibles a la pudrición.

Al respecto, Ancupa impulsa una campaña de trampas contra el insecto. Además, Agrocalidad aconseja seguir con las capacitaciones al personal que trabaja en las fincas para que identifiquen los síntomas de las plagas.

Acosta mencionó que mañana el ministro de Agricultura, Xavier Lazo, se reunirá con los palmicultores de La Concordia y Esmeraldas, para conocer la problemática que atraviesa el sector.

En marzo, los ministerios de Agricultura y Ganadería (MAG) y del Ambiente firmaron el Acuerdo 030 que crea el Comité Interinstitucional de seguimiento de Palma Sostenible, que tiene la responsabilidad de liderar, promover y realizar propuestas para fortalecer y mejorar la producción de palma, que permita al país competir en el mercado externo.

Según el MAG, hoy en día el rendimiento de palma en Ecuador es de 12 toneladas por hectárea. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: